Facebook at work verá la luz a principios de 2015. ¿Estáis preparados?

Hace poco comentábamos, en un post centrado en las Fanpages, que los cambios en Facebook se suceden a tal velocidad que antes de que nos acostumbremos a la última novedad ya tenemos otras dos encima. Además de explicar los cambios más recientes, advertimos que nos esperaban muchos más en el futuro y que sólo con el tiempo podríamos saber cuáles serían estos. Han pasado un par de meses y por fin podemos hacer un avance bastante aproximado de los cambios que nos esperan en el 2015, el primero de ellos Facebook at work.

Descargar ebook gratuito vender con facebook

El primer cambio, que ha supuesto una gran sorpresa para todos, es el lanzamiento de Facebook at Work. Según  The Wall Street Journal ,  Facebook lanzará una red social enfocada al universo laboral a principios de año. Esta red, que lleva  gestándose más de un año, supone la incursión en el mundo de las redes sociales profesionales del gigante Facebook.  Además, las filtraciones indican que este nuevo servicio  podría estar ya probándose  en empresas externas.

Facebook at work supondría competir directamente con Linkedin, red profesional con más de 300 millones de usuarios y muy buena reputación.   Para esto, la red de Zuckerberg se verá obligada a aprovechar sus puntos fuertes y sus atractivos y también mejorar notablemente sus carencias, como la falta de privacidad.

La intención de Facebook at Work es poder separar nuestro perfil laboral del personal, sin perder las funciones básicas de la red social “madre” (chats,  grupos, noticias,…). Los usuarios podrán utilizar Facebook at Work como escaparate de su vida laboral y las empresas anunciar los nuevos proyectos en los que están involucradas. Además, esta nueva red social se erigirá como punto de encuentro entre trabajadores y empresas.  Podremos chatear con nuestros compañeros sin que ellos tengan acceso a nuestra información personal y también trabajar conjuntamente en proyectos laborales pues permitirá la creación de documentos colaborativos.

Facebook at work se lanzará, en principio, de forma totalmente gratuita, sin anuncios ni publicidad de por medio, aunque lo más probable es que una vez asentada esto cambie y nos encontremos con alguna diferenciación entre un servicio tipo “premium” y otro gratuito.

Una vez inaugurada esta red  serán las propias empresas las que tendrán que darse de alta en Facebook at work y ya a partir de ahí se les podrán unir sus trabajadores, asociando sus cuentas personales a la empresa en cuestión.

En el lado positivo de esta nueva herramienta encontramos que no parte de cero, puesto que millones de usuarios en el mundo conocen la marca Facebook y están familiarizadas con el uso de la red social. Pero en este caso la misma razón que esgrimimos para defender los pros se puede usar en los contras.  La realidad es que muchas empresas se mostrarán contrarias al uso de esta nueva plataforma y una de las razones principales será, precisamente, la fama de Facebook.

¿Y de qué tiene fama Facebook? De poco respeto a la privacidad. Su mala reputación en este asunto es algo que echará atrás a muchos a la hora de decantarse por su nueva red profesional.  Todos estamos ya completamente convencidos de que debemos ser muy cautelosos con lo que colgamos en Facebook y esta idea no va ayudar a que las empresas se aventuren a compartir información de valor o documentos corporativos por medio de esta red.  Por otro lado está el hecho de que ya existen redes de este tipo con gran calidad y buena reputación, como es el caso de Linkedin.

Ver servicio gestión de redes sociales

Tendremos que esperar para ver realmente cómo se desarrolla esta idea y si llega a buen puerto, en un momento en el que muchas corporaciones prohíben a sus empleados usar las redes sociales dentro de su horario laboral.

Aún teniendo todo esto en cuenta, debemos admitir que Facebook at Work promete y que la mayoría estamos ya deseando probarla.  ¿Conseguirá Facebook at work sacar a Facebook de su estancamiento? La respuesta, como siempre, sólo el tiempo nos la proporcionará.

Otros cambios que se implantarán el 1 de enero, tienen que ver con la ya mencionada privacidad en la red.  El objetivo principal es que el usuario tenga un mayor control sobre qué publica y quién puede verlo.  También habrá un mayor control sobre los anuncios y se implantará un botón para comprar más fácilmente desde la misma red social.

Por otra parte, volverán a cambiar el algoritmo, limitando todavía más la visibilidad de los contenidos publicados en las páginas de empresa.  La teoría es la de siempre, priorizar el contenido de calidad, pero ya sabemos que al final lo que Facebook quiere es bien sencillo: que todos pasemos por caja.
Esto es todo por ahora, aunque parece que, para la red de Mark Zuckerberg, el  2015 será un año incluso más agitado que el 2014. Nosotros os seguiremos informando puntualmente de todas las novedades relativas a las redes sociales para que podáis convertiros en expertos. Además, ponemos a vuestra disposición nuestros servicios de marketing online, porque nuestro objetivo es conseguir que tu empresa triunfe en el mundo online.