El comercio electrónico o E-commerce engloba la distribución, compra, venta y suministro de productos o servicios a través de Internet. Hoy día, es una herramienta imprescindible para potenciar las ventas de cualquier tipo de empresa.

El imparable desarrollo del comercio electrónico en todo el mundo se debe a los indudables beneficios que reporta, tanto a vendedores como a compradores. Para los primeros, disponer de un escaparate en el que mostrar y vender automáticamente, durante las 24 horas del día y a clientes de todo el mundo, es una ventaja empresarial sin parangón. Los segundos tienen a su alcance, a pocos clicks de ratón y en su casa, cualquier oferta comercial del planeta.

El auge del E-commerce, sin embargo, está siendo desigual en función de los países o áreas del mundo. Así, España se halla a la cola de Europa en la utilización de este sistema. Nuestro país ocupa el puesto número 15 del ranking europeo de transacciones comerciales a través de la Red. En el conjunto de la Zona Euro, la penetración alcanza el 43 por ciento. Italia registra datos todavía más pobres, pues sólo el 15 por ciento de los ciudadanos realiza compras o ventas por Internet.

Descargar ebook gratuito

Noruega, Reino Unido, Suecia y Dinamarca son las naciones europeas líderes en el uso del comercio electrónico y ejemplos a seguir en este ámbito. En Noruega, por ejemplo, el 73 por ciento de la población compra o vende por la Red. En España y según datos extraídos de un informe de Online Business School, el porcentaje de ciudadanos que no hacen ascos a las transacciones electrónicas alcanza el 27 por ciento (datos de 2011).

A pesar de los pobres números de nuestro país, el incremento del E-commerce ha sido espectacular durante los últimos años. En 2011, el porcentaje de penetración aumentó un 12,5 por ciento respecto al año anterior y un 50 por ciento, si se tienen en cuenta las cifras de 2007.

Dentro de España, a los catalanes, madrileños y andaluces les gusta ir de compras por la Red y son los ciudadanos españoles que más transacciones realizan. La compra de viajes, entradas de espectáculos y el alquiler de vehículos son los servicios online más usados en nuestro país.

Como dato representativo de la importancia que está adquiriendo el E-commerce en España, conviene destacar que el 11 por ciento del total de ventas realizadas corresponde a operaciones efectuadas por comercio electrónico.

Con independencia del ritmo de cada país o región, parece inevitable que comercio electrónico y tradicional terminarán, si no lo hacen ya, complementándose y enriqueciéndose mutuamente. Y lo mejor de todo: de ese entente nos beneficiaremos todos, compradores y vendedores.

Fuente: http://www.eleconomista.es/tecnologia-internet/noticias/3707432/01/12/Espana-ocupa-el-puesto-15-en-penetracion-de-ecommerce-en-la-UE.html

suscripción al blog