Los colores que elijamos cuando diseñemos logotipos para empresas serán decisivos.

Artículo actualizado a julio 2015

¿Sabías que los colores alteran nuestra percepción de los objetos? Mentalmente y de forma inconsciente, el ser humano asocia cada color a algo determinado. He aquí la gran importancia que posee el hecho de escoger uno u otro color para representar a nuestra marca. A pesar de que a veces, no le otorguemos la importancia necesaria, decidir la gama de colores que acompañará a nuestra imagen corporativa es decisivo. Hay que saber que esta elección influirá notablemente en la percepción que el cliente tenga de nuestro negocio.

Descargar ebook gratuito

Cuando vemos un color sentimos inmediatamente una emoción. Esto no es algo que ocurra de forma consciente ni para lo que se necesite tener conocimientos en diseño, simplemente pasa. Conocer esas sensaciones que provocan los colores puede ser de gran ayuda cuando diseñemos logotipos para empresas, ya que así podremos utilizar expresamente los colores que más nos convengan.

Por el contrario, utilizar un determinado color guiándonos solamente por nuestros gustos personales, puede hacer que nuestro logotipo transmita justamente lo contrario de lo que queríamos, o de lo más adecuando para llegar a nuestro público objetivo.

Por eso, antes de empezar a diseñar logotipos para empresas debemos pensar. Sí, sí, pensar: ¿a quién nos dirigimos? ¿Qué nos gustaría que pensasen de nuestra empresa? ¿Qué se hace actualmente en mi sector?

Estas preguntas nos ayudarán a dejar unas cuantas cosas definidas que serán precisamente las que necesitemos conocer para elegir los colores a la hora de diseñar logotipos para empresas. Vayamos por partes…

  • Es importante en primer lugar, realizar un estudio para conocer al público objetivo al que nos dirigimos. No podemos olvidar en ningún momento a quién pretendemos llegar y, sabiendo esto, actuar en consecuencia.Es decir, primero dejaremos definido el target al que nos dirigimos y después elegiremos el color más adecuado a él.Por ejemplo, si diseñamos logotipos para empresas que venden productos para niñas de 12 años no podremos utilizar los mismos colores que si lo hacemos para las que pretender ofrecer sus servicios orientados a hombres de unos 40 años.Nunca sitúes al color como elemento secundario ni lo dejes olvidado en el último cajón; el público lo tiene en cuenta al igual que una canción, un anuncio o cualquier campaña publicitaria que llame su atención.
  • Resulta también de vital importancia tener clara la imagen de empresa que queremos transmitir, que estará directamente relacionada con nuestro sector y a lo que nos dediquemos.Nunca deberíamos elegir los mismos colores para diseñar logotipos para empresas que ofrezcan servicios tecnológicos que para una tienda de moda infantil, un hospital o un restaurante por ejemplo.En función de a lo que nos dediquemos seguramente queramos que nos perciban de una forma u otra, y lo qué queramos transmitir de nosotros mismos como empresa también lo deberemos dejar definido aquí.¿Quieres transmitir seriedad y fiabilidad o cercanía y humanidad? Cada sensación, un color.
  • Otro paso interesante e importante es investigar a la competencia. ¿Qué tipo de colores emplean ellos? ¿Se da el predominio de algún color entre la mayoría? ¿Emplean una gama fría o cálida? ¿Qué combinación de colores vemos más? Todos estos datos pueden ofrecernos una idea para nuestro proyecto.Si muchos logotipos para empresas de tu sector coinciden en uno o varios colores… será por algo, ¿no?Además, obtener este tipo de información puede ser también e gran ayuda si lo que pretendemos es destacar y diferenciarnos de nuestra competencia, eso sí, haciéndolo con cabeza ;)
  • Una vez seguido este proceso, y con toda la información necesaria ya recopilada, nos encontramos en el momento álgido: escoger nuestros propios colores. Para ello debemos tener en cuenta todos los datos extraídos durante las etapas anteriores, e intentar elegir los colores que se ajusten mejor a todos ellos.Un ejemplo: Nos dirigimos a un sector de la población de edad y clase media principalmente masculina, ofrecemos seguros de salud y queremos que trasmitir confianza y estabilidad. En este caso posiblemente el color más adecuado sea el azul.

Aquí os damos consejos para obtener mejores resultados, pero siempre es conveniente trabajar con diseñadores profesionales que posean los conocimientos oportunos y nos aseguren por tanto, el efecto deseado. Ahora bien, no podíamos escribir un post sobre los colores de los logotipos para empresas sin explicarte de manera simplificada el significado de éstos. ¡Allá va!

Azules:

Simpatía, armonía, eternidad, inteligencia, anhelo… Es un color que tranquiliza, reduce el apetito y lo asociamos al mar, el cielo, la limpieza, la salud y, en función del tono de azul que usemos será apropiado para la tecnología, la relajación o simplemente ganar en seriedad.

Rojos:

Amor, pasión, valor, dinamismo, calor… El rojo es un color excitante que estimula la adrenalina y la presión sanguínea. Consigue atraer la atención aumentando la visibilidad de elementos concretos, y también lo asociamos al peligro. Es apropiado para ayudar a tomar decisiones rápidas además de para logotipos para empresas de coches, deportes de riesgo o bebidas energéticas.

Amarillos:

Diversión, optimismo, energía, espontaneidad, alegría… Es el color más enérgico y activo de todos y simboliza la felicidad, pero no es adecuado para logotipos para empresas que ofrezcan o promocionen productos caros o para hombres ya que lo ven algo desenfocado, y demasiado amarillo puede llegar a agobiar.

Verdes:

Naturaleza, juventud, refrescante, esperanza, fertilidad… Lo relacionamos tanto con la libertad como la salud, nos hace sentir seguridad y nos relaja, aunque de una manera más informal que el azul. Por eso este color es el color que deberemos elegir cuando diseñemos logotipos para empresas que venden productos naturales u ofrecen servicios médicos.

Naranjas:

Exotismo, llamativo, originalidad, acogedor, aromático… Sin llegar a serlo tanto como el rojo, el naranja también es un color muy activo. Tiene la capacidad de estimular la creatividad y el apetito, además de darnos sensación de calor.

Violetas:

Devoción, fe, vanidad, fantasía, moda… Lo tenemos asociado a la religión y la realeza y transmite sabiduría y lealtad. Si elegimos un color morado para diseñar logotipos para empresas deberemos de tener cuidado ya que produce algo de nostalgia, melancolía y tristeza.

Ver servicio

Rosas:

Romanticismo, ilusión, feminidad, ternura, delicadeza… Representa cualidades femeninas y estimula nuestra sensibilidad. Tiene algo de infantil, lo que es bueno si diseñamos logotipos para empresas que ofrecen productos infantiles.

Blancos:

Verdad, honradez, pureza, inocencia, ligereza… El blanco transmite bondad y espiritualidad pero también lo tenemos muy asociado a la limpieza y la salud, por lo que es adecuando para hospitales y servicios médicos y para productos de limpieza o de higiene.

Negros:

Elegancia, misterio, magia, conservador, poder… Innegablemente tiene interpretaciones negativas relacionadas con la muerte, pero lo cierto es que el negro lo relacionamos con la elegancia de igual manera que con la muerte. Por este motivo es apropiado para el diseño de logotipos para empresas de arquitectura, diseño, fotografía, etc.

 

Psicología de los colores para diseñar logotipos para empresas

Imagen extraída del blog live colorful: http://livecolorful.com/es/2013/04/significados-positivos-del-color/