Cuando nos hemos decidido a utilizar más de una red social en la estrategia de promoción de nuestro negocio o empresa, tarde o temprano acabaremos haciéndonos la siguiente pregunta: debería establecer una estrategia diferente para cada red social o, por el contrario, es más eficaz reaprovechar los posts, o cualquier otra forma de promoción que se nos ocurra y subirlos, sin cambio alguno, a Facebook, Twitter, Linkedin, etc. Como agencia de social media te asesoraremos.

Para empezar, algunas consideraciones…

Aunque en muchos aspectos puedan parecerse, cada red social tiene una serie de características y forma de uso por parte de los internautas que la hace única y diferencial.

Descargar ebook gratuito

Por ejemplo, mientras que Facebook se usa de manera más personal, compartiendo fotos, vídeos y publicaciones entre individuos más o menos cercanos, Twitter tiene un enfoque más externo, es decir, se utiliza principalmente para seguir temáticas o personajes, muchas veces públicos, con los que no se tiene por qué tener ningún vínculo personal. Si nos fijamos en Linkedin, nos encontramos con una red que marca las distancias con el resto a través de una imagen mucho más seria y circunscrita al mundo profesional.
Las distintas “filosofías” predominantes en cada red social condicionan en gran manera el uso que las personas hacemos de ella. Por ejemplo, está demostrado que los usuarios de Facebook se lo piensan más a la hora de hacer clic a un “Me gusta” que los de Twitter al realizar lo mismo con su equivalente “Retwittear”. El motivo es que la acción de Facebook en cierta manera compromete más, pues es una red social donde quedan más expuestos nuestros gustos e incluso ideología.

Además, es evidente que cada red tiene unas particularidades de carácter formal. Siendo quizás el aspecto más llamativo los 140 caracteres que, como máximo, pueden tener los Tweets, haciendo de esta red un medio mucho más dinámico y ágil.

Pero pese a las diferencias entre una y otra red, es evidente que a la hora de buscar una audiencia determinada nos vamos a encontrar que una buena parte de ella es usuaria de varias redes sociales.

Y tras esta “reflexiones” pasamos a nombrar los principales pros y contras de mantener la misma estrategia independiente de la red social de que se trate.

Ventajas de mantener una misma estrategia

– Se aprovecha mucho más el material creado: posts o artículos, fotos vídeos, etc., lo que supone un considerable ahorro de tiempo, energía y costes.

– Como muchos de nuestros clientes potenciales son miembros de diferentes redes es más fácil llegar a ellos y que nuestro mensaje deje huella.

– Una estrategia válida y eficaz para una red social también es posible que funcione en otra diferente.

Ver servicio

Inconvenientes

– Se desaprovechan las particularidades y puntos fuertes de cada red.

– Se corre el peligro de insertar formatos que no van en consonancia con la red en cuestión, es decir, que no casan con su filosofía, lo que puede redundar en un rechazo al negocio que se promociona por parte del usuario al que va dirigido o por los contactos de este.

Y vosotros ¿qué hacéis con vuestras redes? ¿las gestionáis de manera diferenciada o no?