Los alumnos de la escuela de negocios Esade han llevado a cabo una investigación sobre el emprendimiento que ha dado origen al Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España.

Una de las cosas más curiosas del estudio es la encuesta que se plantea a los jóvenes españoles sobre la percepción que tienen de los funcionarios y emprendedores… El resultado de su consideración es un empate.

Los jóvenes españoles creen que los profesionales independientes, especialmente los científicos, están mejor valorados que los emprendedores y funcionarios. A ambos grupos los igualan con un 32% de votaciones positivas en este estudio.

Parece que la baja puntuación en esta encuesta, responde al bajo calado que aún tiene la cultura del emprendimiento en nuestro país.

Algunos concluyen que la base de este problema reside en que aún tenemos pocos modelos de emprendedores jóvenes en nuestro país. Los empresarios “de toda la vida”, que ahora rondan los 45 años, no han tenido muy buena prensa; mientras que los jóvenes que han construido nuevas empresas potentes (especialmente en internet) aún no son tan conocidos.

Por ejemplo: los jóvenes españoles desconocen nombres propios como Jesús Encinar, Zarin Dentzel, Gustavo Brusilovski o Lucas Carné. Aunque reconozcan empresas como Idealista, Tuenti, BuyVip o Privalia.

Por otro lado, en el actual panorama de crisis, no podemos olvidar encuentas cuyos datos avalan la teoría de que la mitad de los universitarios quieren ser funcionarios al acabar sus estudios. Esto contribuye a la idea de que en España escasean los emprendedores… Pero no es así. Lo cierto es que tenemos un gran potencial emprendedor, con personas que desarrollan con éxito proyectos muy competitivos.

De modo que, sin dejar de reconocer el trabajo de los funcionarios, sería importante que nuestros medios de comunicación se parecieran más a los de países como Estados Unidos o Noruega, que dedican el doble de tiempo a la iniciativa emprendedora que los españoles.

Fuente: ESADE

suscripción al blog