¿Aún no tienes claro para qué sirven las redes sociales? Si quieres descubrirlo, y empezar a usarlas en tu negocio, no te pierdas estos 10 posibles usos.

Actualizada a enero de 2016

Las redes sociales ya son imprescindibles en cualquier pequeña o mediana empresa. A pesar de ello, aún siguen existiendo pymes que no saben para qué sirven las redes sociales y que desconocen el verdadero alcance de estas herramientas en su labor diaria. Un estudio hecho por nosotros mismos dice que entre las pymes españolas concluye que el 75 por ciento de este tipo de organizaciones emplea alguna plataforma social, para relacionarse con sus consumidores y potenciales clientes. El restante 25% alega sobre todo falta de tiempo para no tener presencia en las redes sociales.

Descargar ebook gratuito

Para que los escépticos en el social media comprendan, definitivamente, la importancia de montarse en el carro de estas plataformas, mostramos un decálogo con los posibles usos de las redes sociales, durante una jornada laboral cualquiera, en una pequeña o mediana empresa cualquiera.

1.- Información. Si no sabes para qué sirven las redes sociales, debes saber que el social media es una fuente fiable y rápida de noticias. Las empresas deben estar al día en sus respectivos ámbitos y este instrumento permite colmar esa necesidad. Los periodistas son muy activos en sitios como Twitter y, en ocasiones, se adelantan en esta red social a las publicaciones de la prensa o a las noticias de radio o televisión.

Gracias a las redes sociales podemos estar informados de lo que está sucediendo a tiempo real. Tanto empresas como los propios usuarios se valen de los social media para informar, a todo el que quiera ser informado, en el mismo momento en el que algo sucede.

2.- Atención al cliente y comunicación con usuarios. El teléfono sigue siendo la estrella, pero poco a poco se imponen las redes sociales como mecanismos de atención al cliente. Los mensajes de Facebook o Linkedin y los DM de Twitter permiten llevar a cabo ese tipo de acciones, por lo que las empresas tendrán, gracias a las redes sociales, un canal de atención al cliente gratuito y siempre disponible.

Además, los usuarios se están acostumbrando cada vez más a que las empresas ofrezcan un servicio de atención al cliente a través de las redes sociales. Tanto es así que hasta el propio Facebook te muestra el tiempo medio que una empresa suele tardar en contestar a los mensajes de sus usuarios.

Esto es importante, no sólo por el servicio del que podemos beneficiarnos, sino porque uno de los factores que los usuarios valoran al entrar al perfil de una empresa en una red social, es si ésta responde a los usuarios.

3.- Videoconferencias. Reuniones online. Cada vez se emplean más las aplicaciones semejantes a los hangouts de Google + o Skype que permiten reunirnos con compañeros, o socios de trabajo, desde distintas localizaciones y a varias bandas. El ahorro de tiempo y transporte es indudable, así que si aún te preguntas para qué sirven las redes sociales, aquí tienes un muy buen uso.

4.- Estudio y análisis de la competencia. Las plataformas sociales son un instrumento muy útil para conocer cómo se mueve la competencia. Para conformar una estrategia digital es vital saber qué están haciendo los demás.

Las redes sociales te permitirán conocer de primera mano todo lo que tu competencia hace. Podrás saber de qué hablan, conocer sus ofertas y, en definitiva, convertirte en el mejor espía. Otro elemento que podrás conocer y te resultará interesante es la comunidad de usuarios que tiene. Si es competencia tuya, conocer a sus seguidores, y saber dónde están y qué consumen, te servirá, y mucho, en tu estrategia de social media.

5.- Divulgación de ofertas de productos o servicios. La vía más rápida para dar a conocer productos o servicios también son las redes sociales. Frente a la lentitud de los sistemas tradicionales, el social media, con sólo teclear un simple botón, permite mantener informados, al minuto, a nuestro público objetivo.

Además, una vez hayas compartido tu producto, servicio u oferta, podrás conocer de primera mano lo que tu target opina de él. Esto es muy beneficioso ya que, ¿quien mejor que tus potenciales clientes para darte su opinión y ayudarte a mejorar?

6.- Búsqueda de empleados. Linkedin es la primera red social profesional del mundo y a través de la misma es fácil contactar con los trabajadores que demandamos. Internet se está consolidando como la principal herramienta para buscar y ofrecer trabajo. Además, los perfiles de las redes sociales permiten a las empresas conocer mejor a los potenciales empleados, antes incluso de contactar con ellos.

También a la inversa sucede, y es que, cada vez más, son los propios usuario en búsqueda activa de empleo quienes siguen en redes sociales a las empresas en las que les gustaría trabajar para, posteriormente, ponerse en contacto con ella por esta vía.

7.- Monitorización. Saber lo que se dice de nuestra marca también es muy necesario, así como recoger el feedback de las acciones que implementamos. Para todo ello, las plataformas sociales se han convertido en una inestimable ayuda.

Actualmente contamos con innumerables herramientas que nos ofrecen información de todo tipo sobre las marcas. Con algunas de ellas, como socialmention, podremos conocer no sólo lo que opinan de nosotros, sino que, además, sabremos lo que les hacemos sentir.

Descubre para qué sirven las redes sociales

8.- Aumentar el tráfico web. Según un informe de Fundación Banesto  las empresas con más de 1000 seguidores en Twitter reciben un 60 por ciento más de tráfico en sus sitios web.

A estas alturas no deberían quedarte dudas de para qué sirven las redes sociales, pero si no es así, debes saber que gracias a las redes sociales puedes conseguir que tus clientes te encuentren a ti antes que a tu competencia.

Compartiendo contenidos de calidad para tu target de forma habitual, las redes sociales te ayudarán a aparecer en los resultados de búsqueda de Google. Además, si esos contenidos van enlazados hacia tu blog o web, generarás mucho más tráfico.

Por último, si las palabras clave que uses en tu web las utilizas también en tus publicaciones sociales, mejorarás notablemente tu posicionamiento web. Y todo eso sin hablar concretamente de ninguna red, ya que si decides utilizar el social media como apoyo a tu SEO, usar Google+ puede ser una gran elección.

9.- Grupos de trabajo. La I+D+I, el intercambio de experiencias o la realización de estudios suelen ser algunos de los motivos que llevan a las empresas a crear grupos de trabajo. Y para éstos, Linkedin o Facebook y sus grupos corporativos y secretos también se están convirtiendo en imprescindibles.

Si tu negocio se dedica al diseño, o al contenido visual, redes como Pinterest, y su opción de crear tableros privados, puede venirte de perlas para compartir imágenes de tus proyectos sólo con tu equipo de trabajo.

10.-Búsqueda de proveedores. Las empresas buscan, casi a diario, nuevos proveedores para que les suministren materias primas, bienes o servicios. Para dicha labor, Linkedin o Facebook pueden convertirse en excelentes aliados.

Gracias a estos diez usos de las redes sociales, en una jornada laboral cualquiera, ya conoces para qué sirven las redes sociales y sabes a las claras la importancia y utilidad que tienen en la gestión y comunicación de las pequeñas y medianas empresas. Los que continúen al margen de las mimas es probable que terminen cayendo en el ostracismo y en el olvido de sus actuales clientes.