A estas alturas, cualquier profesional de una pyme poco introducido en los temas de Internet estará al tanto de la importancia de las redes sociales en las comunicaciones públicas y privadas y hasta habrá caído en la cuenta de que tanta gente dispuesta a interactuar entre sí, con tanto entusiasmo y dedicación, debe tener un valor en sí mismo que hay que aprovechar.

Y es así, se trata de potenciales clientes y el canal de comunicación -las redes sociales- un medio muy rentable, si se saben utilizar adecuadamente. Si captar esas evidencias son cosa del sentido común, saber cómo desenvolverse en ellas es otra cosa.

 Descargar ebook gratuito

Pero ¿qué es lo que hay que hacer para aprovecharse de ellas? Como agencia de social media te lo decimos. Tiene que haber algunas pautas, algunos criterios válidos para conseguir hacerse con el control del flujo de las informaciones, para captar la atención de los usuarios interconectados, para hacerse entender, para saber cómo mostrarse…venderse y vender.

Sí, efectivamente, hay unas pautas. Un conjunto de acciones que dan buenos resultados y otras que son penalizadas por los miembros de la red social, no porque se confabulen contra nosotros, sino porque las interacciones se desarrollan con una lógica que hay que entender y seguir.

Con una guía de pautas útiles para las redes sociales, lo primero que hay que tener en cuenta es que hay que construir un auditorio, una audiencia a la medida de los intereses. Para una pyme, sus intereses comerciales. Y que ese auditorio deberá estar formado por perfiles que se ajusten al de los potenciales clientes que queremos captar y sobre los que deseamos influir.

Es absurdo introducir en una red social pacientemente construida perfiles de amas de casa que se definen y se muestran como tales, cuando la finalidad del trabajo de promoción consiste en la venta de automóviles de gama alta. No porque las amas de casa no compren ferraris -tal vez sí, una de cada millón- o colaboren en el boca a boca, sino porque ni son el público objetivo, ni son candidatas a establecer una interacción fructífera con los usuarios realmente interesados en el producto.

Estudiar esas variables es muy importante, porque de una buena gestión dependerá quien puede o no puede acceder a formar parte de esa audiencia y, en último término, del valor del esfuerzo por mantener la fuerza de la misma estrategia en la red social.

La selección de la localización física del público es un factor a tener en cuenta en el diseño de la estrategia de cualquier red social.

Por último, y no menos importante, es oír, escuchar de lo que se habla en la red creada, porque podremos extraer de esas conversaciones nuevas líneas para la interacción con los miembros de la comunidad.

Ver servicio

Volviendo al caso anterior de los coches de gama alta, una discusión sobre la motorización de los vehículos puede dar una idea al gestor de lo que considera importante el usuario.

Aportar respuestas y soluciones útiles a esas inquietudes acercará la marca, la empresa y sus productos y servicios al lugar donde nacen todas las decisiones de consumo, a la voluntad. La voluntad por adquirir un producto que satisface una necesidad personal.

Websa100 es una empresa de comunicación que puede orientarle a definir su proyecto en las redes sociales y a hacerlo realmente rentable para sus intereses comerciales.