En la galaxia de internet se está entonando un réquiem por un veterano. Sí, hablamos de Google Reader; ese omnipresente lector RSS que tenía obnibulados a todos aquellos que no querían andar descolgados de la actualidad o de los contenidos que les resultaban más afines en la Red. Pero todo eso se acabó. El 1 de julio de este año abandonará el mundo de los vivos 2.0 y migrará hacia el olvido. Parece que Google está emperrado en desterrar viejas y exitosas apuesta empresariales y reemplazarlas por un Google + achacoso que no acaba de encontrar su lugar en el corazón de los usuarios. Quizás esto suene un poco a “Chanquete ha muerto”, ¿verdad?

Descargar ebook gratuito

Como argumentos para “ponerlo de patitas en la calle” citan la reducción de su uso y que “la compañía está concentrando sus energías en menos productos”.

Sin embargo, la decisión ha desencadenado un fuerte pataleo 2.0 y ya se han recogido más de 55.000 firmas, cifra que va in crescendo, para que la multinacional reconsidere su resolución.

En fin, si Google abandona el patio, otro vendrá a suplir su ausencia, pues muchos usuarios han llorado la inminente defunción del lector RSS, e incluso el anuncio de su pronta clausura la pasada semana se convirtió en “trending topic” (tema de moda) del momento.

Así, Digg ya se ha pronunciado al respecto y ha anunciado que “adoptará” a todos los huérfanos de Google Reader; pues sus responsables han decidido clonar a este último y no permitir que caiga en el olvido. Además, lo mejorarán y los modernizarán, aspecto que Google ya no abordaba, pues las últimas actualizaciones del lector datan de 2011.

“Desde 2010, cuando empezamos a trabajar en News.me en Betaworks, hemos estado obsesionados con la creación de herramientas que den un espacio a las cosas más interesantes en Internet en tiempo real. Eso es lo que ha guiado nuestro enfoque para la reconstrucción de Digg, y es con esa experiencia a nuestras espaldas vamos a construir el nuevo lector”, publicaba Andrew en el blog de la página web.

Pero Digg no será el único gallo en el corral. De hecho, ya existen alternativas al RSS, pero con menor fortuna (hasta ahora) como Feedly, dirigida por unos tipos avispados que han hecho leña del árbol caído con la creación del programa Normandy para acoger a todos los huérfanos que deja el lector de Google y facilitarles la transición a su nuevo hogar.

Otros que despuntarán son Newsblur, The Old Reader o Currents. Ya se sabe; a rey muerto, rey puesto, aunque sea Chanquete el fiambre.

suscripción al blog