Ya hemos comentado en anteriores ocasiones las bondades y ventajas de incorporar un blog a nuestra web corporativa. Y que una de las claves para que dicho blog fuese eficaz radicaba en que se actualizase de forma constante y regular con artículos de calidad y que útiles para el lector.

¿Pero qué ocurre cuando al encargado de crear un blog, el blogger, sufre del temido bloqueo mental? Por desgracia todo el que se dedique a una actividad con una cierta dosis de creatividad, y puede que en mayor medida un escritor, en ocasiones se encuentra con que, sencilla y llanamente, no sabe de qué escribir.

Unos le llaman el síndrome del folio en blanco, otros una pájara intelectual. En realidad, la forma de llamarlo poco importa, puesto que la persona que sufre este tipo de bloqueos lo único que quiere es superarlo en el menor tiempo posible. Por este motivo, a continuación, como agencia de social media, vamos a ofrecer 5 consejos o trucos con el objetivo de ayudar a los bloggers o blogueros a superar los bloqueos para que puedan seguir escribiendo artículos útiles y valiosos que aporten valor añadido al lector.

5 consejos para superar un bloqueo y escribir artículos que valgan la pena

Ver servicio

1. Siempre hay temas útiles en los que escribir

No es posible que no tengas algún tema útil sobre el que escribir relativo a tu negocio u objeto de interés. Esto es así porque, a lo largo de día, en tus conversaciones con clientes, contactos y amigos constantemente circulan datos, ideas y argumentos que ofrecer y compartir. Por lo tanto, si piensas que la escritura es como hablar, es imposible que no encuentres, al menos, un par de temas interesantes a la semana sobre los que redactar algún post.

2. Un post no es un argumento único y cerrado

En ocasiones nos bloqueamos porque pretendemos que el concepto, o conceptos, contenidos en un post estén perfectamente argumentados y cerrados por todas sus aristas. Esto es un error, ya que muchas veces la verdadera utilidad y el atractivo de un post está, precisamente, en aportar ideas que sirvan de inspiración a los lectores para que luego ellos saquen sus propias conclusiones. Y estas ideas no tienen por qué ser círculos cerrados, sino que simplemente se puede tratar de líneas de trabajo sobre las que investigar y reflexionar.

3. Inspirarse en los comentarios de los lectores

Los comentarios que dejen los lectores en un post nos pueden servir de inspiración o punto de partida para otros artículos. Por lo tanto, además de contestar amablemente cada comentario, dando un trato cercano y humano a sus autores: saludarles, darles la bienvenida si es la primera vez que participan, llamarles por su nombre de pila, etc., debemos analizar y reflexionar sobre las ideas vertidas por nuestros lectores.

Descargar ebook gratuito

4. Abrir el abanico

Recuerda que un blog no es un canal publicitario, al menos de una forma explicita. Por lo tanto, no debes centrarte exclusivamente en el producto o servicio que estés comercializando o en un único tema de interés. Debes abrir el abanico a otras temáticas y cuestiones, siempre que tengan algún tipo de relación natural con tu centro de interés o, simplemente, tú encuentras la forma de detectar y ligar esta conexión

5. Potenciar la visión crítica

Los blogs no se inventaron para “decir amén” a las opiniones, mensajes o ideas de los otros. Al contrario, se trata de un canal que, al no estar sujeto a la rigidez de los grandes medios de comunicación o a la formalidad de las páginas webs corporativas, invita a mirar las cosas con espíritu crítico y a reformular postulados. Esta tipo de visión nos ayudará, además, a encontrar temas nuevos y enfoques divergentes.

suscripción al blog