Cada vez es más frecuente la idea de comprar por Internet. Esta costumbre tiene sus pros y sus contras. Es decir, en muchas ocasiones pensamos que al no poder ver el objeto en persona, tocarlo ni testearlo va a ser un producto de peor calidad que el que podríamos adquirir en cualquier establecimiento físico.

Pues bien, una tienda online, y en especial la ficha de producto tienen que ofrecer al posible comprador la seguridad de que lo que está comprando va a satisfacer sus expectativas.

Sin embargo, esto no es nada fácil y por ello a continuación os detallo algunos puntos a tener en cuenta para realizar una buena ficha de producto y conseguir nuestro objetivo, vender.

1.    Nombre y foto del producto.

El nombre del producto debe ser claro y detallado, esto facilitará que el posible comprador pueda encontrar el producto con facilidad en los buscadores como Google.

El nombre debe ir acompañado de una foto, la cual es imprescindible que muestre el producto con claridad. Además es aconsejable que se pueda hacer zoom dentro de la foto para que el posible comprador vea el detalle del producto.

Ver servicio

2.    Descripción.

La descripción del producto debe ofrecer información detallada de calidad que amplíe lo que ya conocemos por medio de los elementos anteriores. Debe ser una descripción única y distinta para evitar la problemática del contenido duplicado que afecte a la estrategia SEO de nuestra página.

3.    Política de privacidad y devoluciones.

El objetivo principal es vender y para ello el cliente tiene que sentirse cómodo y seguro en nuestra tienda virtual. Por este motivo es importante que esté siempre visible y en un lugar accesible la información sobre la política de privacidad y el sistema de devoluciones.

4.    Botones sociales.

Incluir los botones sociales dentro de la ficha de producto en nuestra tienda, es esencial para la difusión de nuestros servicios en las redes sociales. Las redes sociales juegan un papel muy importante a la hora de la decisión de compra de los clientes ya que darse a conocer por medio de ellas crea un prestigio a la tienda que hará, muy posiblemente, que el tráfico de nuevos clientes a nuestra tienda virtual aumente.

5.    Valoraciones, comentarios y críticas.

Está claro que una página en donde puedes leer valoraciones y comentarios de usuarios es más segura que aquella en la que no tienes referencias anteriores. Está demostrado que la compra por Internet conlleva una mayor investigación y por ello es una buena manera de ayudar en la decisión de compra de nuestro posible cliente.

6.    El carrito de la compra.

Este elemento tan común en las tiendas online no siempre está bien ubicado. Es muy importante, si no queremos evitar perder clientes, que el proceso de compra sea sencillo y el carrito sea accesible en cualquier momento.

suscripción al blog