Si aprendes a sacarle el mayor rendimiento a Facebook para pymes, conseguirás aumentar tus ventas.

Artículo actualizado a julio 2015

Todos sabemos del potencial que tiene Facebook para pymes. Son variadas las acciones de promoción que pueden implementarse en esta red social, para obtener el máximo rendimiento y optimizar la presencia de las organizaciones en Internet. El primer paso obligado es crear una fanpage. Las diez sugerencias básicas, para sacarle todo el partido a la cuenta Facebook de una pyme o de un autónomo, son:

Descargar ebook gratuito facebook para empresas

1. Establecer unos objetivos, que justifiquen nuestra presencia en Facebook. Ha de elaborarse una estrategia de comunicación, que responda a una meta concreta: ganar en prestigio o en reputación, aumentar la clientela, etc. En definitiva, no se trata de estar sin más, sino de emplear Facebook para pymes como herramienta de comunicación e interacción, para el cumplimiento de determinados fines.  Estos objetivos son, al fin y al cabo, la respuesta a unas preguntas que todos debemos hacernos antes de abrir una cuenta en una red social: ¿por qué tengo que estar en Facebook?, ¿cómo puede ayudarme Facebook para pymes a mejorar mi negocio?, ¿cuál es mi público objetivo?, ¿qué quiero conseguir en esta red social?,…

2. Construir un plan de acción, que nos permita lograr los objetivos planteados cuando usamos Facebook para pymes. Deben seguirse los pasos de dicho plan de acción y no “deambular” sin rumbo y sin norte por la red social. Planificar una estrategia personalizada adecuada a las necesidades de cada negocio es vital para conseguir cualquier objetivo que nos propongamos. Es muy importante establecer a qué público nos dirigimos, qué objetivos pretendemos alcanzar y en qué redes debe estar presente en nuestro negocio. Esto último es muy importante, porque tener presencia en redes sociales no significa abrir perfiles a lo loco porque “hay que estar en las redes”. Como todo en esta vida, hay que hacerlo con cabeza y sentido común.

3. Facebook para pymes es un eficaz instrumento, que ha de controlarse y actualizarse a diario. De nada nos sirve una fanpage, si la abandonamos y sólo le echamos un vistazo cada dos meses. Como mínimo, debemos publicar un par  de veces por semana, aunque lo ideal sería publicar todos los días, pero muchas veces no es posible.  Tampoco debemos pasarnos, pues si publicas con demasiada frecuencia Facebook para pymes te penalizará, y también lo harán tus fans, cansados de tenerte siempre en su timeline. Pero ten claro que una fanpage abandonada es sinónimo de descuido, y esa no es la imagen que queremos dar de nuestro negocio.

4. Es recomendable crear dos apartados en nuestra fanpage. Uno de acceso general, para todo el público, y otro dirigido sólo a nuestros fans. Se trata de ofrecer información complementaria y adicional, a todas las personas que se han unido a nuestra comunidad.

5. No emplear nuestra fanpage en Facebook, como si de un folleto promocional se tratase. Los contenidos de las redes sociales se caracterizan por su dinamismo, hemos de procurar publicar, periódicamente, informaciones del interés de nuestros seguidores, compartir contenidos e impulsar promociones o concursos. Tu fanpage no debe parecen una valla publicitaria. Está muy bien utilizar Facebook para pymes para promocionar novedades u ofertas de vez en cuando, pero no está pensada para publicar exclusivamente tus productos o servicios. Tampoco te olvides de la importancia de compartir contenido externo y no solo interno. Una página de empresa es un espacio para compartir publicaciones que contengan información relevante, útil e interesante para los usuarios. Si tu sector es, por ejemplo, el marketing online, no sólo debes compartir los post de tu blog sino también buscar otras fuentes de conocimiento que hablen del mismo tema y compartir aquello que consideres que puede tener valor para el usuario.

Ver servicio estrategia social media

6. El feed-back que se genera en Facebook para pymes es un magnífico instrumento, que nos permite detectar los aciertos y errores cometidos. Responder y enriquecerse con las críticas, positivas y negativas, ayuda a prosperar y fortalecer cualquier iniciativa empresarial. Si gestionamos correctamente todos los comentarios de nuestros seguidores, ganaremos en confianza y credibilidad. Cuando un usuario se toma la molestia de comentar alguna de tus publicaciones debería recibir, como mínimo, un “me gusta” a cambio, aunque lo ideal sería recibir una contestación en condiciones. Si además en el comentario te plantean una pregunta y nunca reciben una respuesta, huirán de tu fanpage para no volver jamás.

7. Facebook y el resto de redes sociales requieren decisiones rápidas. Si hemos de actuar, ante cualquier crítica o llamada de atención, debemos hacerlo inmediatamente. El ritmo de Internet es vertiginoso y las dilaciones injustificadas pueden deteriorar la reputación e imagen de nuestro negocio.

8. La fanpage de Facebook es un útil mecanismo para aumentar el tráfico de las webs comerciales. Si realizamos acciones SMO (Social Media Optimization), incrementaremos el número de visitas de nuestro sitio y, por tanto, nuestras ganancias.

9. La cuenta de Facebook debe convertirse en un apartado más del servicio de atención al cliente de nuestra pequeña empresa. No en vano, a través de la fanpage se resuelven dudas, se realizan comentarios y se lleva a cabo promoción de nuestros productos o servicios.Facebook para pymes puede ser una potente herramienta de atención al cliente para tu empresa que se caracteriza por la inmediatez y la agilidad en el servicio que ofrecemos. Haz de tu fanpage una plataforma de atención online y dale a la red una oferta de valor añadido para tus clientes.

10. Facebook para pymes es, precisamente, un espacio para las empresas, donde no tienen cabida las opiniones personales. Incluso aunque sea una pequeña empresa de tipo familiar, la fanpage debe diferenciarse por su carácter corporativo. Aunque es cierto que en las redes sociales gusta mucho que las empresas muestren su lado más humano, con fotos de equipo por ejemplo, pero lo que no debes hacer bajo ningún concepto es plasmar opiniones personales en ella, sobre todo si son políticas o religiosas. Ten en cuenta que tus potenciales clientes no tienen por qué pensar como tú y podrían sentirse ofendidos con tu publicación, además no es el lugar para los asuntos personales e incluso aunque estén de acuerdo contigo pensarán que eres poco profesional y probablemente esto les lleve a abandonar tu página.

En definitiva, Facebook para pymes es una plataforma óptima para las pequeñas empresas y autónomos. No obstante, la presencia de éstos en la red social ha de obedecer a unos objetivos claros de comunicación. Sacar todo el partido a nuestra fanpage de Facebook requiere, además, seguimiento periódico constante, aprovechamiento del feed-back generado con los públicos objetivo y una ágil toma de decisiones.