Actualmente, quizá el mayor de los obstáculos que se encuentran autónomos y pymes en España sea la falta de crédito. Resulta complicado conseguir quién financie los proyectos y cuando se consigue no siempre se consigue todo el crédito deseado.

Por eso conviene reseñar algunos consejos para que mejores tus posibilidades de conseguir financiación:

Proteger la calificación crediticia
Los bancos toman decisiones respecto a ofrecer crédito dependiendo de lo seguros que estén de su devolución. Si pagas, recibes más crédito… De modo que, para conseguir una buena calificación, es importante pagar los créditos puntualmente, mantener una baja relación de deuda y tener crédito disponible en las tarjetas.

Planificar la financiación
Tal vez no sea una mala idea planear la petición de financiación antes de que sea realmente necesaria. Una buena opción puede ser una tarjeta de crédito o una línea simple no muy excesiva que puedas ir pagando sin problemas. Una pequeña suma que se pueda pagar con facilidad y te dé la posibilidad de ampliar horizontes desde el principio, iniciando una relación directa con tu banco habitual, que te permita aprovechar mejor las oportunidades futuras.

Considerar alternativas
Los bancos pueden cambiar las políticas de préstamos con cierta facilidad y es posible que las condiciones varíen de una forma tan directa que ya no te merezca la pena colaborar con ellos. de este modo, si solo tenías relación con un banco tal vez te resulte complicado conseguir financiación de una entidad que no conoce tu calidad crediticia, por ello no está de más intentar establecer relaciones con más de una entidad.

Por otro lado, debes tener en cuenta que no sólo los bancos tradicionales pueden prestarte dinero. Existen otras opciones e incluso puedes buscar mecenas a través de proyectos novedosos e incubadoras de negocios. Además el uso de otros canales puede ayudarte a obtener crédito tradicional en el futuro; ya que proyectas la imagen de ser capaz de conseguir dinero y devolverlo.

suscripción al blog