El nombre de dominio de una web no es una cuestión baladí, aunque pueda parecerlo. En algunos casos, acertar con el mismo puede ser determinante para el negocio o, por lo menos, influir significativamente en nuestra estrategia SEO y en el recuerdo de la marca. Si tenemos una pyme y damos el salto a la Red, es necesario meditar seriamente sobre este aspecto, más determinante de lo que algunos piensan.

Ofrecemos algunos útiles consejos para dar en el clavo con la elección:

Utilizar palabras de gran aceptación. El dominio es una excelente herramienta de branding, pues ayuda a construir la credibilidad de la marca. Usar los términos adecuados en el nombre es positivo para las webs corporativas de empresas, no olvidemos que, según Nielsen, éstas son la tercera fuente de publicidad que más confianza genera entre los usuarios de Internet.

Descargar ebook gratuito

Cortos, pegadizos y fáciles de recordar. Así son los nombres de dominio más efectivos. Es fundamental que sean sencillos de escribir y de pronunciar para cualquier persona. De lo contrario, muchos potenciales clientes evitarán complicaciones y se pasarán a la competencia.

La extensión es otro factor a tener muy presente, a la hora de crear el nombre de un sitio web. De los más de 250 millones de dominios registrados en 2012, la inmensa mayoría correspondió a terminaciones “.com” (102 millones), lo que supone el 48 por ciento del total. Es importante valorar aspectos como el mercado en el que vamos a competir. Por ejemplo, si lo hacemos en España, tal vez sea interesante optar por la extensión ”.es”.

Pensar en las redes sociales. Emplear el mismo nombre en todas las plataformas sociales es una magnífica estrategia. Al elegir el dominio, echemos un vistazo a las redes y comprobemos que la denominación elegida está disponible en las mismas.

Ver servicio

Evitar dominios con guiones. Éstos poseen poco valor para el posicionamiento en Google. Pueden actuar como indicadores de correo no deseado, circunstancia que dificulta la consecución de enlaces. Según algunos expertos, el tráfico puede reducirse, incluso hasta la mitad, con este tipo de nombres.

Proteger nuestra marca. La Red no está exenta de la picaresca. Muchas empresas registran nombres de la competencia con otras extensiones, con el fin de robarles tráfico. Dar de alta el nombre comercial de nuestro negocio en Patentes y Marcas ayudará a protegernos de ese tipo de injerencias.

Con todas estas premisas y aplicando un poco de creatividad sacaremos todo el partido a nuestro nombre de dominio web, circunstancia que nos ayudará a atraer clientes potenciales y, por tanto, a lograr el éxito en Internet.

Imagen: Flickr-Infocux Technologies

suscripción al blog