Google Adwords es la plataforma por excelencia para lanzar una campaña SEM. Pero, ¿sabemos cómo funciona Google Adwords?

Google Adwords se ha convertido en la plataforma más utilizada en el mundo de la publicidad online. Es más, por lo general, asociamos el SEM con hacer publicidad en Google Adwords, aunque esto no es así; existen otras plataformas para hacer una campaña SEM, como son Yahoo Advertising Solutions o PAN (premium audience network), por nombrar alguna. En este post nos centraremos exclusivamente en conocer cómo funciona Google Adwords.

Visitar Biblioteca Virtual

En primer lugar, ¿qué es Google Adwords?

Es un programa online (gratuito), que pone a nuestra disposición Google, para realizar campañas de publicidad en Internet. Es una herramienta muy completa y esconde muchas posibilidades para ayudarnos a optimizar nuestra campaña SEM. Únicamente, hace falta tener una cuenta de Google para tener acceso a la herramienta.

Antes de empezar con nuestra campaña SEM

Lo primero que tenemos que pensar es: ¿dónde queremos anunciarnos y qué tipo de campaña SEM es más adecuada para mí? Google Adwords pone a nuestra disposición una red muy extensa y con multitud de posibilidades. La red de Google se divide en dos: la red de búsqueda y la red de display. En la red de búsqueda, podemos publicar anuncios únicamente en formato texto, que se mostrarán cuando alguien realice una búsqueda en Google o en sus socios de búsqueda. Por otro lado, la red de display está compuesta por más de un millón de sitios asociados a Google, en los que podemos publicar los anuncios de nuestra campaña SEM en diferentes formatos: anuncios de texto, banners, vídeos y anuncios rich media.

Una vez que hemos elegido la red (podemos escoger ambas) dónde publicaremos nuestra campaña SEM y en qué formato, es el momento de conocer el funcionamiento de la herramienta de Google.

¿Cómo funciona una campaña SEM en Google Adwords?

Antes de nada, tenemos que familiarizarnos con uno de los conceptos más utilizados en este mundillo: palabras clave o keywords. Las palabras claves son las frases, palabras o términos, con los que los usuarios o potenciales clientes realizan búsquedas en Google.

Por ejemplo, si tenemos un concesionario de coches de segunda mano, seguramente utilizaremos la palabra clave “coches de segunda mano” como palabra clave para nuestra campaña SEM en Google Adwords. De esta forma, cada vez que un usuario ponga la palabra clave “coches de segunda mano” en el buscador, Google mostrará nuestro anuncio. Pero claro, ¿qué pasa si mi competencia también quiere anunciarse con esa palabra clave?

Cuando sucede esto, que es en la mayoría de los casos, Google Adwords pone en funcionamiento toda su maquinaria para decidir qué anuncio mostrará.

Cada vez que un usuario realiza una búsqueda, Google pone en marcha un sistema de subasta en el que entran en juego todos aquellos anunciantes que quieren aparecer con las palabras clave introducidas por el usuario. Esta subasta no es una subasta del todo convencional, ya que no la gana el anunciante que más dinero puja. También influye el ranking del anuncio.

Ver servicio

El ranking del anuncio es un valor que asigna Google a los anuncios de nuestras campañas SEM y que determinará si nuestro anuncio se mostrará cuando un usuario realice una búsqueda y, si se muestra, en qué posición lo hará. Para determinar el ranking del anuncio, Google tiene en cuenta la puja económica y la calidad del anuncio y del sitio web. La fórmula es la siguiente:

Ranking del anuncio= CPC Máximo x Nivel de Calidad

El CPC Máximo son las siglas de Coste Por Clic Máximo, que es el importe máximo que estamos dispuestos a pagar por cada vez que un usuario haga clic en uno de nuestros anuncios. El CPC Máximo no tiene por qué ser el precio final que paguemos por cada clic en nuestro anuncio, el precio final que pagaremos por cada clic se denomina CPC Real y suele ser inferior al CPC Máximo que hemos fijado para nuestros anuncios.

El Nivel de Calidad es una puntuación que otorga Google a los anuncios. Esta puntuación oscila de 1 a 10 dependiendo de cómo cuidemos los siguientes factores:

  • CTR:

Este término viene de las siglas en inglés “Click Through Rate”. Se corresponde con el porcentaje de clics que recibe un anuncio en función del número de veces que aparece en los resultados de Google. Su fórmula se calcula como:

nº de clics/nº de impresiones

En realidad, es un factor que mide la relevancia de los anuncios, ya que si la mayoría de usuarios que son impactados por el anuncio hacen clic en él, significará que resulta relevante o interesante.

  • Landing Page:

Traducido al español como “Página de destino o de aterrizaje”. Se trata de una página web a la que es dirigido el usuario cuando hace clic en un anuncio. La landing page, por líneas generales, no debe ser la página de inicio de tu sitio web, sino una página dónde se explique con detalle en qué consiste la promoción y las características del producto o servicio que se oferte. Esta debe estar completamente optimizada para conseguir mejores resultados.

  • Relevancia del Anuncio:

Este factor mide el grado de concordancia entre las palabras clave y el anuncio. Para ello es fundamental intentar introducir palabras clave en el texto del anuncio. De esta manera, si un usuario busca uno de estos términos, habrá más posibilidades de que salga tu anuncio en las primeras posiciones. Google Adwords te permite verificar cuál es el estado de tus palabras clave en función de la relevancia del anuncio: superior a la media, medio o inferior a la media.

  • Historial de la cuenta:

Google Adwords tiene en cuenta los datos históricos de CTR y otros factores como aspecto a tener en cuenta en su ranking de anuncio. Si, por lo general, los resultados de tus campañas han sido positivos, esto te beneficiará para posicionar tus anuncios en el futuro. Por ello no es recomendable borrar cuentas (sobre todo las que son rentables) y conviene aprovechar los datos históricos.

  • Otros:

Por ejemplo la experiencia del usuario de la página de destino (que incluye la velocidad de carga de la misma, usabilidad etc.), CTR de la url visible, rendimiento geográfico, dispositivos de segmentación etc.

Optimizar estos factores es fundamental, ya que tener un buen nivel de calidad puede hacernos subir posiciones en Google pagando menos. Evidentemente, salir lo más arriba posible en Google es lo que todos queremos y si puede ser pagando menos, mucho mejor.

Imagen campaña SEM cortesía de Shutterstock