¿Quieres saber cómo crear un hashtag perfecto? Te explicamos las claves para asegurar su éxito en las redes.

Cómo crear un hashtag parece una tarea sencilla. Sin embargo, no es fácil conjurar un hashtag que dé valor a nuestra marca a la vez que expresa correctamente lo que queremos decir en el momento oportuno e invita a la interacción. Los buenos hashtags viralizan campañas y consiguen una cantidad muy valiosa de feedback a tiempo real por parte de los usuarios, quienes están compartiendo nuestro mensaje de una forma amena y nada forzada para ellos.
Descargar ebook Twitter

Pero lo que para el usuario es algo tan sencillo como escribir una palabra o serie de palabras precedidas por una almohadilla, para la marca se convierte en un ejercicio en busca del hashtag perfecto para expresar de forma clara y concisa lo que se quiere transmitir en ese momento. Ya os contamos cómo utilizarlos en redes como Facebook, Google Plus o Twitter pero, a la hora de hablar sobre cómo crear un hashtag, ¿cómo de largo lo hago? ¿Pongo sólo una palabra o más de una? ¿Cómo aglomero todo lo que quiero decir en algo tan breve? Respondemos a tus preguntas con 7 claves para crear el hashtag perfecto:

  1. Sencillo. Los usuarios quieren teclear algo que sea rápido y directo. Por ello, un buen hashtag ha de ser claro y directo para que su uso en las redes sea óptimo. Un hashtag breve se integra con más facilidad en el mensaje y se lee mejor, y el usuario lo integrará en su mensaje de forma natural. Además, las plataformas donde más se utilizan los hashtags son Instagram y Twitter, y éste último sólo nos ofrece una extensión de 140 caracteres que el usuario quiere utilizar para decir lo que él quiere, y no va a pararse a pensar cómo introducir nuestro hashtag en su mensaje. Por tanto, si no le cabe, no lo utilizará.
  2. Autocontenido. El hashtag perfecto está en el lugar adecuado en el momento adecuado, pero siempre hay alguien que es el primero en estar justo ahí. Es por eso que los hashtags que más triunfan son los que más expresan con menos palabras. Un buen ejemplo de esto es lo ocurrido con las últimas elecciones, que todo el mundo pudo comentar fácilmente a través del acertado hashtag #20D.
  3. Legible. Lo ideal es que el usuario pueda memorizarlo con un par de vistazos y no tenga que estar comprobando cada dos por tres si está escribiendo bien nuestro hashtag. Es por eso que un hashtag que se componga de varias palabras es preferible que alterne mayúsculas con minúsculas. ¿Has oído alguna vez hablar del CamelCase? Pues consiste en que, en un conjunto de palabras unidas entre sí sin espacios, la primera letra de cada una de ellas está escrita en mayúscula para convertir ese conjunto en un conjunto fácil de leer. ¿No te lo crees? Observa, entonces: #felizdíadelamujer -> #FelizDíaDeLaMujer
  4. Único. Enlazando con lo anterior, hay ocasiones en las que un hashtag que ya ha sido creado y difundido con éxito no es recomendable volver a utilizarlo, o transformarlo. Si por ejemplo queremos hablar de esas elecciones, lo más recomendable es volver a utilizar ese hashtag antes de inventar uno nuevo, y descartarlo para futuros proyectos a corto plazo porque ya tiene un significado muy concreto en las redes. Cuando pase el tiempo y sea oportuno, podremos otorgarle un significado nuevo. Pero lo ideal es crear un hashtag que nunca antes se haya utilizado.Ver servicio
  5. Social. El hashtag perfecto crea una red de interacciones que giran a su alrededor y se integra en la conversación de forma natural, siempre y cuando hayamos sabido colocarlo de la forma adecuada dentro del mensaje. Un buen hashtag conseguirá convertirse en una palabra casi obligada dentro del mensaje del usuario si quiere participar en un tema de conversación candente para poder aparecer en el mayor número de perfiles posibles, y mientras el usuario se beneficia con ello, nuestro hashtag será visible para todas las personas que le sigan.
  6. ¡No te aproveches de la situación! A principios de año, cuando en Melilla y el sur de la península pudo sentirse un seísmo de magnitud 6’3, un promotor inmobiliario aprovechó para saltar a la fama en Twitter ofreciendo sus servicios a quienes quisieran vender sus viviendas tras el susto. Y saltó a la fama, sí. ¡Pero para mal! No hay que aprovecharse una situación delicada ni de los hashtags que se crean sobre una causa humanitaria para vender nuestra marca, porque conseguiremos que se hable de nosotros, ¡pero muy mal! Tenemos que ser sensibles para con ciertas situaciones y no utilizarlas para convertirnos en los protagonistas. Y no hay que forzar un mensaje que no somos capaces de concebir o intentar crear el tweet definitivo, porque son temas tan delicados que la línea que separa lo que está bien de lo que está mal es muy fina. Si no podemos aportar algo de utilidad al respecto, es mejor no intentarlo antes de meter la pata.
  7. ¡Sé divertido! Por último, no te limites a un lenguaje profesional y gris. Los usuarios disfrutan con hashtags divertidos que amenicen sus mensajes, sobre todo cuando tienen que ver con concursos. Cada usuario es un mundo y puede aportarnos algo realmente valioso si le damos alas, así que, ¡sé ocurrente y deja volar tu imaginación!

En definitiva, cómo crear un hashtag exitoso es una tarea que requiere imaginación y desparpajo, pero dar con él nos ayudará a otorgarle a la marca valor y reconocimiento, además de conocer a los usuarios y saber cómo interactúan con la marca, cómo la ven y cómo la interpretan, consiguiendo así un feedback muy valioso que nos será realmente útil en el futuro. El hashtag perfecto, además, nos ayudará a detectar nuestros puntos más fuertes y a aprender de nuestros errores, porque todos nos equivocamos, pero lo importante es reconsiderarlo, redirigir nuestra estrategia y convertir lo aprendido de ese aprendido en un futuro acierto. Y si vosotros sabéis cómo crear un hashtag exitoso pero ese consejo no aparece aquí, ¡compartidlo con nosotros!

consejos para crear un hashtag

Imagen cómo crear un hashtag cortesía de Shutterstock