Lograr un posicionamiento natural en Google es la base del SEO

Si has oído hablar de SEO o posicionamiento web orgánico, probablemente no pares de oír hablar del “posicionamiento natural en Google”. Sin embargo, ¿sabes realmente qué es esto y cómo conseguirlo? Es más fácil de lo que crees, pero para facilitártelo aún más en este post te damos algunas pautas para lograrlo.

Descargar ebook gratuito

Para empezar, ¿qué es esto del posicionamiento natural en Google?

Como muchos sabréis, el SEO es una técnica de optimización web para lograr posicionarse en los primeros resultados de los buscadores como Google. Además, si has investigado algo sobre el tema sabrás que el SEO se basa en una serie de aspectos clave:

  1. SEO onpage

Se trata de conseguir una estructura y optimización perfecta de tu página web a nivel interno, de manera que cuando Google rastree tu sitio entienda la información lo mejor posible.

  1. SEO offpage

Se fundamenta en el concepto de popularidad y consiste en conseguir enlaces desde otros sitios web de calidad y de temática parecida.

  1. Relevancia

Este concepto está directamente relacionado con las palabras clave y se trata de conseguir brindar información a los usuarios lo más útil posible en torno a esas palabras clave.

Para cada uno de estos aspectos existen infinitas técnicas y pautas a seguir, sin embargo, la falta de información por parte de los buscadores, los constantes cambios en los algoritmos de los mismos y los mitos que se fomentan en Internet, han provocado que en muchas ocasiones se abusen de ellas, de tal manera que Google y otros buscadores han llegado a considerarlas como técnicas no válidas o antinaturales.

Por ello cada vez más se premia el posicionamiento natural en Google. No nos olvidemos que Google es una gran empresa y también obtiene sus beneficios, ¿de dónde? Pues precisamente de los usuarios. El cliente de Google somos nosotros, todos los que buscamos a diario en la famosa cajita con letras de colores.  Como buena empresa americana, Google trata de dar el mejor servicio a su cliente para fidelizarlo (cosa que en España ha conseguido ya, pues más del 95% de las búsquedas se hacen en Google y no en otros buscadores), por ello cuida que los resultados de cada búsqueda sean lo más relevantes posible y den la información más completa al usuario.

Por tanto, ¿qué hay que hacer para lograr un posicionamiento natural en Google? Olvídate en gran medida de las famosas técnicas SEO, no digo que las olvides por completo, pero haz que pasen a un segundo plano y trata de optimizar tu web pensando en el usuario, pensando en cuál es la información que a tu usuario le gustaría leer y cómo le gustaría encontrársela en tu página. Todos somos usuarios a diario, por tanto no es un trabajo complicado. Odiamos las páginas lentas, difusas, de navegación difícil, con una mala ortografía o una letra ilegible, con información anticuada, etc. ¿A que ya no parece tan difícil?

Ver servicio

¿Y cómo conseguir un posicionamiento natural en Google?

Como decía, la clave estar en pensar en los usuarios y gestionar tu web de manera que les hagas la vida lo más fácil posible.  Para ello, aquí van cuatro consejos que pueden serte de gran ayuda:

a) Contenidos

Normalmente en este caso la teoría (y la mayoría de expertos en el tema como nosotros) te dirán que trates de tener en tu web contenidos actualizados, extensos y que contengan palabras clave. Todo esto es cierto, pero en vez de pensarlo así, piénsalo de cara a tus usuarios para lograr un posicionamiento natural en Google. Si tienes posts en tu blog (o información de tus productos o servicios en caso de ser una página corporativa) trata de tener información que esté al día y que no sea de 2012. Normalmente a los usuarios nos gusta leer contenido actualizado y nos enfada que haya publicada información que ya no es válida. Además, a la hora de leer, nos gusta que los contenidos sean explicativos, tengan sentido y estén bien redactados. ¿Qué quiere decir esto? Evita usar palabras clave “a lo indio” como “comprar flor Malaga”. Seguramente esta palabra tenga unos datos increíbles, pero no debes escribir literalmente. Trata de adaptarla a tus contenidos de la misma  forma que lo escribirías en un papel, por ejemplo: “gracias a nuestro servicio a domicilio podrás comprar flores en Málaga con envío gratuito”, de esta manera conseguirás un posicionamiento natural en Google en lugar de una penalización “por pesado”.

b) Popularidad

Te suena el linkbuilding, ¿verdad? Si no te suena, es una técnica que consiste en conseguir enlaces desde otras web sea como sea: comprando enlaces, poniendo comentarios en otros blog, intercambiando links Etc. Todas estas técnicas no son amigas de Google, de hecho, el buscador apuesta más por el linkbaiting, que consiste en crear una estructura de enlaces externos de forma natural (volvemos al concepto de posicionamiento natural en Google). ¿Y cómo se consigue esto? Piensa en ti como usuario, ¿qué contenidos compartes en tus redes sociales o en tu blog (si lo tienes)? Los que te parecen de calidad y verdaderamente interesantes, ¿no? Ahí tienes la clave, los enlaces naturales se consiguen creando contenido de calidad, lo cual no es nada fácil, pero si le das un poco al coco seguro que sabes ser original.

c) Palabras clave

Esto recalca un poco lo que hablábamos en el apartado de contenidos. Está claro que el estudio de palabas clave es necesario (“naturalidades” aparte) y, probablemente, las palabras que más búsquedas y mejores índices tengan serán “en indio” porque los usuarios tendemos a buscar en Google sin tildes, sin preposiciones (llamadas stop words) Etc. No obstante, volvemos a lo mismo, Google no premia que uses palabras clave “en indio”, todo lo contrario, premia que escribas de forma natural y para el usuario, por tanto, por muchas búsquedas que tenga, evita usar palabras clave de ese tipo y adáptalas de forma natural en tu redacción. Solo así conseguirás un posicionamiento natural en Google.

d) Navegación y estructura

Al igual que en el resto de los casos, en este caso los expertos SEO te dirán: usa H1 y H2 en orden, reduce tu tiempo de carga, incorpora un buscador en tu web “bla,bla,bla”… Insisto, esto es correcto, pero una vez más piensa como un usuario para lograr un posicionamiento natural en Google. Haz que tu web sea clara, que en todo momento el usuario sepa dónde está y cuál es el menú de navegación, que no tarde 10 segundos en cargar de página en página (porque lo más probable es que se vayan), que la información dentro de las páginas esté organizada con sentido (un título que englobe varios subtítulos solo si son necesarios), pero no trates de forzar estas cosas para SEO, lo mejor es que pienses cómo te gustaría recibir la información a ti, o mejor, pregúntales a tus familiares y amigos, seguro que ellos son del todo objetivos.

¿Ya sabes cómo conseguir un posicionamiento natural en Google? Recuerda la clave: Trabaja para tus usuarios y no para el buscador.

Imagen cortesía de Shutterstock