Disponer de tienda online supone que nuestro escaparate de productos se encuentre al alcance de cualquier tarjeta Mastercard del mundo. Sin embargo, a esas tarjetas de crédito hay que enseñarles el camino hasta nuestro garito virtual y evitar que se pierdan por un vecindario repleto de competencia. Así que para que nos ubiquen en el GPS, tendremos que velar por que todos los mapas de carreteras incluyan nuestra parada y se nos atesten, de esta manera, los pasillos de la tienda.

Pero esta Guía Campsa la escribe Google, al famoso buscador corresponde la tarea de desgranar las coordenadas de nuestro establecimiento. Al menos, asume la tarea de curar nuestros males de invisibilidad y procurar que se nos distinga entre tanta muchedumbre on line. Sí, hablamos del posicionamiento tanto SEO (natural), como SEM (tras abonar el tributo al buscador mediante Google AdWords, el conocido pago por clic). De modo que es preciso sudar la camiseta para que nos incluyan en la Guía Campsa de Internet.

 Descargar ebook gratuito

De hecho, un 25% de los visitantes aterriza en las páginas a través de Google AdWords.

A semejante conclusión ha llegado Aufgesang Online Marketing tras investigar a cien de las tiendas online con mayores ingresos.

Así, los resultados de búsquedas orgánicas son, con un 64,18%, los distribuidores de tráfico de motores de búsqueda más importantes para las tiendas online. Google AdWords les sigue con un 26,14%, mientras que el tráfico de búsquedas universal representa un 9,67%. Un dato importante hablando como agencia de marketing digital.

Por supuesto, la mejor manera de encandilar a los buscadores, cuando decidimos tirar por el camino del posicionamiento natural, es aliándonos con un blog. De esta manera, si nos esmeramos haciendo los deberes, una bitácora dentro de nuestra tienda acabará indexada por Google el mismo día de su alumbramiento (nos atrevemos a cronometrarlo en 35 minutos), y nos servirá para obtener tráfico cualificado.

Desde luego, si no estás en internet no existes, pero si andas por la Red y no inviertes en posicionamiento y en social media estarás tirando el dinero al mar y no precisamente lanzándolo a una fuente de los deseos italiana. Además, no sólo Google dicta sus normas, también las redes sociales suponen un buen campo de batalla para el que quiere ganar en Internet. Y parece que Pinterest supone una zona muy apta para entrar en guerra, ya que, según los últimos datos, nos hallamos ante la red social que más tráfico reporta al e-commerce, más que Google+, Linkedin o YouTube.

Visitar Biblioteca Virtual

Visto así el negocio, sólo queda aprender a aderezar nuestra tienda on line, dado que si la cocinas en soledad te quedará sosa y no gustará a los paladares 2.0, en cuya mesilla de noche descansa la Guía Campsa firmada por Google.