Las redes sociales son ahora mismo un soporte indispensable para ganar influencia para la comercialización de productos y servicios de las pymes. Son plataformas sencillas, cuyo rendimiento, cuya efectividad como retornos económicos, dependerá de trabajarlas bien. Salvando las distancias, algo así como crear un buen buqué digital para las mejores sensaciones.

Pero ¿qué significa éso de ‘trabajarlas bien’? Como agencia de marketing digital te lo decimos. Pues operar los social media de forma coherente con las fórmulas de Internet y con la propia idiosincracia de cada red social. En cualquier caso, dos notas a tener en cuenta de las que son imprescindibles, cómo trabajar los contenidos textuales y cómo valorar las imágenes en los social media.

Vamos a ver cada caso.

Descargar ebook gratuito

Contenidos bien contenidos. Elaborar contenidos para publicar en las redes sociales no es cosa de llamar la atención sobre el maravilloso tiempo que hace o cómo las margaritas se dejan ver en los parques. No, para éso está la poesía y la vecina del quinto. Si queremos influir en una audiencia con un marketing online trabajado y cuidado en los social media, tendremos que ser más ingeniosos.

Pero, cualquier información que subamos al perfil debe aportar cuatro elementos, valor, frescura, actualidad y utilidad. Y nada de intentar vender directamente el producto o el servicio para el que hemos creado el perfil corporativo en los social media.

Un ejemplo: Si vendemos ruedas de coche, las gomas, digo; no las anunciemos como en la tele, seamos más sutiles, hablemos de la importancia de conservar el buen estado de las llantas para ganar adherencia y seguridad. Estaremos capacitándonos, demostrando conocimiento y pericia y, con trabajo y tesón, en los social media, pasaremos a ser confiables y una posible referencia a la hora de elegir un cambio de ruedas.

Por cierto, ya que hablamos de todo ésto. Elige bien en qué redes sociales quieres reflejar tu negocio, esfuérzate por comprende la dinámica de cada una y, por favor, nos las unas para publicar lo mismo como si tu Twitter fuera el clon de tu Facebook. Genera diferenciación. ¡Ah! puedes empezar por hacer algo así como un plan de negocio, una estrategia para encauzar la tarea de dar alas a tu perfil corporativo en los social media. Para tener un norte al que encardinar tus acciones en este particular marketing online.

Cuidar las subidas de contenidos gráficos al perfil. Los textos, los contenidos de valor, de utilidad, redactados de forma sencilla y comprensible y, sobre todo, cortos; nos darán un ‘chance’, desde luego, pero lo que mejor capta la atención de los internautas, en la ‘persiana’ fugaz que representa la secuencia de información en una red social, son las imágenes.

Ver servicio

Pero no todo vale, cuenta más una reproducción gráfica que pueda ser tópica o limitadamente llamativa, que una fotografía pixelada cuya mala calidad pueda relacionarse con la identidad corporativa y con el resto de acciones desarrolladas con el perfil como base. Recuerda que Internet, y, con ella, las redes sociales, se mueven por sensaciones.

Pero si hemos de elegir, más que una fotografía coherente con la entrada de texto, tal vez lo que deberíamos aconsejar es la publicación de un vídeo. Si es un vídeo propio, editado, original y que pueda generar secuelas y expectativas de nuevas ediciones, nos ganaremos al público ¿Complicado? ¿laborioso? bueno, nadie dijo que llamar la atención comercial como se hace con un escaparate de comercio a pie de calle sea sencillo. Es lo mismo.

Resumiendo: Textos originales, con valor, e imágenes -mejor vídeos- tan únicos como lo que representa nuestra pyme en la oferta comercial de nuestro segmento.

Buqués para una cosecha de entradas en las redes sociales.