Conocemos como “Black Hat SEO a las estrategias o tácticas SEO poco éticas o que tratan de engañar al buscador para conseguir mejor posicionamiento.

Salir el primero en Google es un camino largo y tedioso, que requiere de tiempo y dedicación. Sin embargo, como en todos los aspectos de la vida, siempre hay un camino más rápido, pero a la larga poco efectivo. En el mundo del SEO, este camino rápido se llama Black Hat SEO o SEO de sombrero negro.

Descargar ebook gratuito

Hacer Black Hat como estrategia SEO, es como el alumno que hace “chuletas” o copia  en los exámenes para aprobar, por no haber estudiado día a día sus exámenes. Es posible que el profesor no lo pille copiando en un examen y saque un diez, pero el profesor no es tonto. Puede que no le pille en un examen o dos, pero casi seguro que al final, lo acaba pillando (y no lo digo por experiencia propia). No es ilegal hacer “chuletas”, no llamarán a la policía si lo pillan y no lo van a meter en la cárcel por ello, pero lo más probable es que esa asignatura no la vuelva a aprobar, o por lo menos no sacando buena nota con ese profesor.

En el mundo SEO, el Black Hat serían esas chuletas, tácticas o estrategias poco éticas que utilizamos para aprobar el examen y engañar al profesor. El profesor sería Google, él controla, puntúa y verifica todo lo que hacemos en el entorno online y finalmente nos pone una puntuación dependiendo de lo bien que lo hayamos hecho. Cuánto más alta sea la nota que nos ponga el profesor (Google), más arriba saldremos en el buscador cuando un usuario realice una búsqueda relacionada con nosotros.

Como hemos comentado antes, llevar a cabo estrategias de Black Hat Seo no es ilegal,  simplemente son técnicas, poco éticas, pensadas para intentar engañar a Google y sus algoritmos de posicionamiento. Google se toma muy en serio los resultados que ofrece a los usuarios y trata de ofrecer siempre las webs más relevantes a los términos de búsqueda del usuario y, con este fin, actualiza de forma periódica su algoritmo, el cual tiene en cuenta más de 200 factores que determinan qué páginas se mostrarán y cuáles no.

Engañar a Google con el fin de falsear los resultados de búsqueda y salir en las primeras posiciones, no es fácil, y con las últimas actualizaciones de algoritmo Panda, Penguin y Colibrí, todavía menos. Estas actualizaciones seguramente no sean las últimas, ya que Google se toma muy en serio los resultados que ofrece a cada usuario.

Lo que está claro es que con las técnicas Black Hat SEO podemos engañarlo una vez, dos, tres o durante un tiempo, pero, lo que es seguro, es que al final nos acabará pillando y penalizando. Y si Google nos pilla y nos penaliza por haber realizado técnicas Black Hat SEO e intentado engañar al buscador, no volveremos a conseguir una buena posición en Google en un largo periodo de tiempo.

Además, Google aprende y toma nota de las malas prácticas en el SEO y actualiza sus algoritmos para luchar contra estas tácticas y hacer los resultados lo más naturales y relevantes posible.

Ver servicio

A continuación te enumeramos algunas de las tácticas de Black Hat SEO más utilizadas.

Técnicas Black Hat SEO

  • Una de las técnicas más extendidas y utilizadas para hacer Black Hat SEO era la utilización de palabras clave o keywords de forma masiva dentro de las webs o sus contenidos. Antiguamente tenía muy en cuenta el número de veces que aparecía la palabra clave de búsqueda en la página web y, cuanto más apareciera, más relevante era la página, aunque el contenido no tuviese sentido o no aportara ningún valor al usuario. Actualmente, con la actualización del algoritmo, esta técnica no sólo no favorece el posicionamiento, sino que puede penalizarlo, ya que Google lo entiende como una mala práctica.
  • El cloaking, una de las técnicas más penalizadas por Google. Consiste en mostrar un contenido diferente a los robots que indexan la web, que el que normalmente se muestra a los usuarios.
  • La compra-venta o intercambio de enlaces es una práctica muy extendida. Pero Google empezó a penalizar estas prácticas y la considera una técnica Black Hat SEO.
  • Una técnica muy utilizada últimamente, es la búsqueda de dominios caducados y sin dueño, pero que todavía mantienen su relevancia, enlaces y PageRank en Google. Se compra este dominio y con él su autoridad y posicionamiento.
  • Otra práctica Black Hat muy antigua, es intentar esconder texto o palabras clave a ojos del usuario, pero que los robots de los buscadores si pueden leer. La manera más común de hacer esto era dando el mismo color al texto y al fondo, así conseguimos que sea invisible para el usuario y visible para Google. Es una práctica en total desuso, ya que los buscadores han evolucionado y la detectan con gran facilidad.
  • Copia o robo de contenido de otro. Consiste en tomar como nuestro un contenido que ha creado otro.
  • Las granjas de enlaces, es una técnica Black Hat SEO que consiste en la compra masiva de enlaces que apunten a nuestro sitio.
  • Hacer comentarios fuera de contexto o comentarios SPAM, en blogs que no están relacionados con la temática de nuestro sitio, con el único fin de introducir un enlace.

¿Utilizas alguna de estas técnicas como parte de tu estrategia SEO? Nuestra recomendación es que no llevéis a cabo tácticas de Black Hat SEO en vuestros proyectos online y tratéis de trabajar vuestro posicionamiento de una manera honesta y natural. Ya que estrategias de Black Hat son “Pan para hoy y hambre para mañana”, es decir, es posible que con estas prácticas consigamos un buen posicionamiento en Google durante un tiempo, pero es 100% seguro, que en un corto/medio periodo de tiempo nuestra web caerá posiciones en el buscador, ya sea porque Google nos penalice o porque a los propios usuarios no les interese el contenido que les ofrecemos.

Imagen cortesía de Shutterstock