El SEO es algo así como disponer de una entrada de asiento para colocarse como comensal en la mesa en la que beber de la copa del Santo Grial de Internet: El trono en el que se es una referencia en los buscadores. O más en lo concreto, hacerse con el recurso técnico con el que colocar las etiquetas que se relacionan con sus intereses comerciales para auparle a los primeros puestos de las categorías de indexación.

Disponer de esos recursos técnicos, significa contratarlos, mantener las acciones con un buen posicionamiento en buscadores durante cierto tiempo y hacer desembolsos económicos que quizá no desee asumir. Si es así, si no tiene pasto para vacas flacas, hay un plan B, una opción más económica, aunque más esforzada para conseguir por sí mismo el posicionamiento SEO que le garantice un cubierto en la mesa del Santo Grial 2.0.

Hablo de autoformación, hablo de dedicar un tiempo productivo a alcanzar la pericia necesaria para conseguir un desarrollo web a la altura de sus necesidades.

Si sigue estas líneas, no le daré una clase ultrarápida a todo meter de marketing online basado en SEO, no hay espacio para tanto dato, pero sí le daré algunas pistas de por dónde tiene que moverse para conseguir ese nivel de formación que puede necesitar. Vamos por partes.

  • Cursos descargables. Internet está lleno de centros de enseñanza y academias online que le prometen cursos de marketing online para SEO que pueden ser la referencia que busca. Asegúrese, en cualquier caso, de que el centro es especializado, que el curso se imparte para diferentes niveles y que sus conocimientos se encuentran entre uno de ellos.

Lea las opiniones que circulan en Internet sobre la valía de los cursos del centro y pregunte todo lo que considere dudas. Si dispone de un teléfono de consulta, aprovéchelo.

Recuerde que hay una gran diferencia entre tener el curso completo descargado en un archivo y aprovechar el tiempo del que dispone, que seguro que no será mucho, a su aire, que recibir la información en diferentes descargas y andar dependiendo del centro. Esta última fórmula le permitirá trabajar tal vez con un tutor, pero usted deberá valorar si realmente le resulta provechosa.

  • Libros en papel de posicionamiento SEO. Son una fórmula atractiva, puede hojear los contenidos en el lugar de compra y cerciorarse de que adquiere lo que está buscando. Por contra, existe el inconveniente de que las pautas del posicionamiento en buscadores esté desfasada en un sector con una caducidad de conocimientos que suele guardar relación con las actualizaciones regulares de los algoritmos de Google. Téngalo en cuenta.
  • Empresa de marketing. Hay firmas dedicadas a la gestión del posicionamiento web que ofrecen cursos para externos y que son una parte menor de su negocio. Busque en Google y seguro que encontrará alguna referencia con la que pueda iniciar la mejora de sus conocimientos en horarios que también le convengan.

Un consejo final, o el mejor último consejo, decida lo que decida, movilícese con cualquiera de las opciones que le hemos referido para mejorar sus cuentas con un buen posicionamiento en buscadores, porque si no existe para los motores de búsqueda, usted ni siquiera habrá nacido para sus potenciales clientes. Sea su propia garantía para hacer negocios en Internet.

Autoformación para el SEO que no puede pagar.