No nos confundamos. Borrar un archivo o formatear nuestro disco duro no es suficiente para que toda la información que guardamos desaparezca por completo.

Cualquier experto en seguridad de datos podría confirmarnos que, cuando formateamos nuestro disco duro, normalmente lo que hacemos es lo que se conoce como “Low level formatting”, un tipo de borrado que no es 100% eficiente y suele dejar restos de datos que pueden ser recuperados.

Y el rastro de nuestra información confidencial cobra especial trascendencia en nuestra empresa si estamos pensando en renovar los equipos informáticos.

Pero no nos preocupemos, porque existen distintas aplicaciones en el mercado que posibilitan un borrado completo y seguro de nuestros datos:

SDelete
El más sencillo de todos. Un pequeño programa de Microsoft que se ejecuta en el terminal perfecto para aquellos a los que no les guste pelearse con la línea de comandos.

CCleaner
Dispone de varias herramientas, entre las que destaca Drive Wiper, con dos misiones: liberar espacio en nuestro disco duro o formatearlo por completo pudiendo elegir que nuestros datos sean sobre-escritos hasta 35 veces con código aleatorio.

Eraser
Una herramienta open source y freeware diseñada para no dejar rastro de nuestra información más confidencial.

Una de sus principales ventajas es que permite aplicar el mismo procedimiento de borrado de unidad de disco a archivos y carpetas individuales. Y lo hace re-escribiendo los datos de forma aleatoria todas las veces que elijamos.

Darik’s Boot and Nuke
Un programa creado para borrar completamente nuestros datos desde el disco de arranque. Montado sobre un CD o una unidad USB es capaz de dejar nuestra unidad de disco totalmente limpia.

suscripción al blog