Quienes nos movemos tanto por blogs y redes sociales estamos tan acostumbrados a acortar URLs que damos por hecho que todo el mundo lo hace y sabe lo que es… O sabe la importancia que tiene.

Descargar ebook gratuito
Pero no todo el mundo es del todo consciente de la importancia que tiene realmente acortar URLs y de las ventajas que esto supone, a pesar de que todos nos hemos topado con una URL acortada en algún momento. ¿Quién no ha visto nunca el típico enlace web que apenas ocupa veinte caracteres en Twitter pero luego, al darle click, se convierte en un enlace eterno en la barra de dirección?

Esto se consigue gracias a un acortador de URL, una herramienta online que te ofrece la posibilidad de, como su propio nombre indica, acortar URLs para que la dirección de la página web sea de menor longitud, lo cual hace que se vea más atractivo. La URL pasa de ser larga, enrevesada, contar con puntos suspensivos, etc., a ser una URL breve y directa, además de ocupar menos caracteres. La nueva URL, además, no contamina el contenido original, por lo que redireccionará al usuario a la misma página sin ningún tipo de obstáculo ni de spam indeseado.

Hay muchas herramientas online que te permiten acortar URLs fácilmente, como smarturl.it o la archiconocida y muy utilizada bit.ly, pero las redes sociales y plataformas online más socorridas de la web han integrado su propio sistema para acortar URLs. Pero, ¿es indispensable hacer esto? ¿Conviene acortar URLs? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene esta práctica? ¿Sirve para algo realmente o su función es meramente estética? ¡Deja de preguntarte cosas y sigue leyendo, que te vamos a responder!

Ventajas de acortar URLs

  1. Acortar URLs reduce caracteres. Esta es, seguramente, la ventaja más conocida y más visible de todas. Acortar URLs nos permite reducir el número de caracteres utilizado, lo cual nos viene de perlas en algunas aplicaciones y herramientas, como en Twitter o en el cada vez más utilizado Marketing Mobile. Acortar URLs es entonces la mejor opción para que la dirección consuma menos de esos caracteres y poder aprovechar el resto para poder personalizar el mensaje con más facilidad.
  2. Acortar URLs es perfecto para analíticas. Muchas de las aplicaciones para acortar URLs nos proporcionan información y estadísticas sobre la cantidad de clicks que reciben nuestros enlaces, por lo que nos resulta más fácil monitorear su rendimiento. En ocasiones también ofrecen datos demográficos, nos dicen en qué redes se compartió, los usuarios que la compartieron, etc. Esto es esencial para seguir una buena estrategia de marketing.
  3. Acortar URLs también las personaliza. Algunas herramientas para acortar URLs también nos permiten personalizarlas, por lo que no sólo quedarán más cortas y será más fácil introducirlas por completo en el mensaje, sino que además podremos poner en la dirección el título que queramos para que los usuarios sepan qué es lo que van a encontrar al darle click.
  4. Acortar URLs genera curiosidad. Uniéndolo con el punto anterior, acortar URLs y personalizándolas con un título escueto e interesante pero que deje lugar a la imaginación aumentará la curiosidad de los usuarios por saber qué hay realmente detrás de ese enlace.
  5. Acortar URLs mejora la estética del mensaje. A lo mejor suena un poco absurdo, pero no lo es. Muchas veces, un mensaje queda un poco “feo” debido a que la URL que incluimos en el mismo es tan larga que, u ocupa demasiado, o acaba cediendo a unos puntos suspensivos que parecen dejar el mensaje en el aire. Por ello, al acortar URLs también le ofreces al usuario una dirección web escueta y sencilla, corta, fácil de ver y percibir y que se complemente muy bien con el texto del mensaje a nivel visual.
  6. Acortar URLs también te permite programarlas. Algunas herramientas para acortar URLs te ofrecen la posibilidad de programar su publicación en distintas redes.

Ver servicio

Inconvenientes de acortar URLs

  1. Acortar URLs se relaciona mucho con el spam. Desgraciadamente, estas útiles herramientas han sido utilizadas hasta su total explotación para que usuarios de la red camuflen sus direcciones web malignas, maquillándolas con un mensaje engañoso. Esto hace que haya personas que no se fíen de una URL acortada y en cuanto ven una dirección que empieza con un bit.ly o un smarturl.it, las rechacen automáticamente y no se molesten en comprobar si son direcciones fiables. Esto incluye que si enviamos un mensaje que incluya una URL acortada a un correo electrónico, el proveedor podría detectarlo como malicioso y enviarlo directamente a la bandeja de spam, y pocas personas revisan esa bandeja.
  2. Acortar URLs podría afectar a su vida útil. Es muy ventajoso utilizar una URL acortada con cierta herramienta externa pero, si ésta dejase de funcionar, el enlace perdería toda su utilidad y de nada serviría que se fuese propagando por la web. Y a nadie le gusta clickar un enlace que no lleva a ninguna parte.
  3. Acortar URLs toma tiempo. Aunque no es un proceso muy largo ni muy costoso, no consiste en coger la dirección web deseada, copiarla y pegarla en el mensaje. Y hay quienes no quieren perder esos segundos de tiempo en buscar una herramienta, pegar la URL, acortarla, personalizarla y luego, monitorearla. Además, también toma tiempo de carga, ya que, al utilizar un acortador de URLs, primero se pasa por la redirección del que hayamos utilizado y luego nos lleva a la dirección deseada. Es una cantidad de tiempo mínima pero que a algunos usuarios les puede resultar molesta.
  4. Acortar URLs puede suponer pérdida de branding. Si queremos difundir contenido de nuestro blog pero utilizamos acortadores de URLs, en la dirección no podrá verse el nombre de nuestra marca, sino el de la herramienta que utilicemos. La solución que han encontrado muchas grandes firmas es crear sus propios acortadores: Twitter tiene su t.co, Facebook su fb.me, LinkedIn su lkdn.in, YouTube su youtu.be… Y no podía faltar Google con su acortador de URLs particular, su Google URL Shortener.

 

Vemos que las ventajas de acortar URLs han ganado a los inconvenientes, a no ser que vosotros queráis añadir algo más, ¡lo cual nos encantaría! Por nuestra parte, no vamos a negar que de vez en cuando utilizamos estas herramientas debido a lo mucho que facilitan la creación de mensajes en plataformas como Twitter, y nuestra experiencia ha sido grata. ¡Contadnos cómo ha sido la vuestra en los comentarios!

Imagen cortesía de Shutterstock.