¿Quién no ha querido alargar el día varias horas porque no le da tiempo a acabar todo lo que tiene que hacer? Supongo que los científicos están buscándonos una solución, tranquilo. Pero, mientras tanto estas prácticas herramientas te ayudarán a mejorar tu productividad laboral.

En las Navidades, todos nos llenamos de buenos propósitos para el año nuevo. Pensamos en apuntarnos al gimnasio o a clases de inglés, que nuestro acento de Oxford estaba perdiendo intensidad. Sin embargo, luego llegó enero y caímos en la cruda realidad… ¡No tenemos tiempo! Nuestra jornada laboral está tan llena de cosas por hacer que no nos queda tiempo para nada. Es por esto que nuestro post de hoy te da una serie de herramientas que incrementarán tu productividad laboral. Con ellas, la falta de tiempo no volverá a ser una excusa para no cambiar esos michelines por unos marcados abdominales. ¿Las descubrimos?

Descargar ebook gratuito

1. Todoist

Si te estás preguntando cómo esta web puede ayudarte, basta con ver su sencillo, pero claro eslogan para entenderlo: Todoist, la herramienta que te ayuda a hacer cosas. Simple, ¿verdad? Todoist te permite gestionar todas tus tareas y proyectos. De esta forma, podrás hacer mucho más en menos tiempo. Recuerda que una buena organización da lugar a una mejora de la productividad laboral y con Todoist esto es pan comido. La herramienta se adapta a ti y tus necesidades. Por ello, puedes encontrarla hasta en 15 soportes diferentes. Tienes la posibilidad de usarla en versión web o bajártela a tu ordenador, ya sea este un Windows o un Mac. ¿O por qué no llevarla a todos lados gracias a su aplicación móvil? Con ella podrás crearte un calendario que incluya tareas y subtareas, proyectos o fechas clave. Además, si adquieres la versión Premium podrás crear alarmas que te recuerden días claves o gestionar tus tareas mediante etiquetas. Al final del mes no te olvides de echarle un ojo a Todoist Karma y visualizar qué tal ha ido ese mes. Podrás ver todo lo que has conseguido hacer y cómo ha mejorado tu productividad. ¿Te parece poco?

2. Keep Focused

¿Has oído hablar de la técnica Pomodoro? Este método trata de aumentar tu productividad laboral estableciendo, de forma precisa, unos tiempos de trabajo y otros de descanso. Lo primero que debes hacer es decidir a qué tarea vas a dedicarte. ¿Hecho? Entonces pones en marcha el cronómetro y te dedicas a ella en intervalos de 25 minutos con un descanso de 5 minutos por cada uno. Esto lo repites 4 veces y podrás descansar un cuarto de hora. ¿Qué te parece? Esta técnica al principio puede resultarte un poco difícil de utilizar, pero lo cierto es que consigue aumentar mucho tu productividad. Con ella logras aplicarte al máximo en los intervalos de trabajo, pero sin agobiarte en exceso gracias a los momentos de descanso. Esta técnica aplicada al mundo 2.0, da como resultado herramientas como Keep Focused. Si te ha parecido interesante este método de trabajo y crees que puedes aplicarlo en tu jornada laboral, Keep Focused te irá marcando los periodos temporales. De esta forma solamente tendrás que preocuparte de rendir al máximo en los 25 minutos y disfrutar de tus merecidos descansos. ¿Por qué no probar algo diferente?

3. Evernote

Esta es posiblemente una de las herramientas más conocidas para aumentar la productividad laboral. Si no has oído hablar de ella debes imaginar cómo sería agrupar todas las ideas de tu cabeza en una gran carpeta digital. ¿Ya? Pues eso es Evernote. Con esta herramienta puedes crear una nota cada vez que necesites almacenar un fragmento de información. Esto es simplemente fantástico para liberar tu mente de montones y montones de datos. Con Evernote podrás organizar y etiquetar esta información, teniéndola accesible siempre que necesites. Serás capaz de capturar todo lo que necesites y guardarlo para cuando tengas tiempo: desde un artículo de Internet hasta una nota escrita a mano. Todo ello de forma tan sencilla que nunca más tendrás que volver a saturar tu memoria. Además, esta herramienta permite que compartas toda esta información en tiempo real con otros usuarios. Por ejemplo, Evernote es un servicio fantástico para crear presentaciones pues con un único clic tus notas se transforman en un bonito y vistoso diseño.

4. Hootsuite

Si gestionas redes sociales como Twitter o LinkedIn estoy segura de que has oído hablar de esta herramienta. Con Hootsuite podrás programar todas tus publicaciones del día, la semana, el mes… ¿Te imaginas la de tiempo que puedes ahorrar? Sin duda, si quieres mejorar tu productividad laboral no vas a conseguirlo si cada X tiempo tienes que dejar lo que estás haciendo para poner un tuit. Con Hootsuite podrás concentrar todo tu tiempo de redes sociales y dedicarte a otras labores el resto del día. Obviamente, tienes y debes permanecer atento a ellas por si algún seguidor te necesita. Pero recuerda que ya no vas a perder el tiempo pensando cómo encajar en 140 caracteres tu mensaje porque… ¡ya está hecho!

5. Productivity Owl

Pese a que todas estas interesantes herramientas las encontramos por la red, ¡Internet es el principal enemigo de la productividad laboral! No podemos negarlo, muchas veces nos distraemos demasiado. Si te sientes identificado con esta afirmación, Productivity Owl es la aplicación perfecta para ti. Esta extensión de Google Chrome te permite determinar qué páginas puedes y no puedes visitar durante tu jornada laboral. Es decir, un control paterno que te impones tú mismo. Este búho vigilante te sigue por todas las páginas que visitas y si no estás siendo productivo te cerrará todas las pestañas. ¿Todavía no sabes por qué necesitas esta herramienta? Porque te negará el entrar en determinadas páginas durante unas horas. Además, si pese a esto encuentras otras alternativas (indebidas) de ocio, este búho te cerrará todo. ¡A trabajar!

6. Wunderlist

Es momento de que asumamos que al ser humano le encanta hacer listas. ¿Los temas? De lo más diversos: desde las 100 películas que debes ver antes de morir hasta qué tienes que comprar cuando bajes al supermercado. Esto puede acabar con nuestro escritorio lleno de post-its y folios con tareas pendientes, al menos si no usamos Wunderlist. Esta fantástica herramienta nos permite planificarlo todo, absolutamente todo. Su uso te permite planificar todo tipo de tareas, sin importa cuál es su temática o tamaño. Además, este servicio cuenta con una alarma incorporada que te avisa cada vez que te estás aproximando a una de las citas marcadas. ¿Suena interesante? Wunderlist es la herramienta perfecta para aumentar tu productividad laboral porque podrás agrupar y etiquetar todas tus tareas, añadiéndoles notas aclaratorias si lo necesitases. Por si fuera poco, permite convertir los emails en acciones pendientes con sólo reenviarlos. Sin duda, te hará la vida mucho más fácil.

7. MakeMe

¿Te pasas el día imaginando todo lo que puedes conseguir? Es verdad que a todos nos encanta pensar en todas las cosas que queremos lograr, ¡pero si no trabajamos no las alcanzaremos! Este es el objetivo que tiene MakeMe. Esta fantástica aplicación, te permite introducir tus metas para ir comprobando, de forma diaria, cuál es tu progreso. Esto es algo fundamental si quieres mejorar tu productividad laboral. De esta forma, podrás saber si vas por el camino correcto o debes aumentar tus esfuerzos. Esta aplicación, además, permite crear metas grupales y ver el progreso de cada miembro del equipo. ¡Ah! Y te permite mandar mensajes a todos tus compañeros para felicitarles cuando consigan alcanzar algún objetivo, y poder animarles para que mantengan su buen trabajo. Si esto te parece poco, puedes adquirir la versión Premium de la aplicación. Esta modalidad te dará un plan de acción a seguir para cada una de tus metas. Cada día te marcará pequeñas acciones que debes realizar para terminar consiguiendo lo que te propones. No suena nada mal, ¿verdad?

8. Soundrown

Por último, no podemos dejar de mostraros esta curiosa herramienta que quiere mejorar vuestra productividad laboral. Soundrown es una aplicación que reproduce, entre otros, el sonido ambiental de una clásica cafetería. Durante mucho tiempo hemos pensado que es una habitación silenciosa, y sin muchas distracciones, lo que necesitamos para hacer un buen trabajo, ¿verdad? Pues lo cierto es que un estudio de la Universidad de British Columbia demostró que este tipo de sonidos ambientes nos ayudan a mejorar nuestra concentración y creatividad. La herramienta contiene sonidos de diversas partes del mundo, desde Brasil a París, todo con el objetivo de ayudarte a mejorar en tu trabajo. Por ello, si tu jefe te ve mucho por la cafetería de tu empresa, puedes decirle que estás mejorando tu creatividad.

Ver servicio

En Internet puedes encontrar cientos de herramientas que te ayudarán a mejorar tu productividad laboral. En este post he dado un repaso a algunas de ellas, que yo misma utilizo, y que tocan las más diversas áreas. ¿Quieres sacar el máximo provecho a tu jornada laboral? ¡Utilízalas!

Imagen cortesía de Shutterstock.