¿Todavía no tienes un buen plan de contenidos o estás pensando en renovar el tuyo? Evita estos errores y empezarás con buen pie.

Septiembre es un mes de nuevos propósitos, de vuelta al cole y a la rutina, de nuevos proyectos y, para muchos, de una nueva vida. Tanto profesional, como académicamente, es incluso más importante que enero y, sin duda, tenemos que hacer un esfuerzo para empezar con buen pie esta etapa. Cuando me puse a pensar sobre qué podía escribir esta semana me di cuenta de que me apetecía mucho volver a hablar sobre marketing de contenidos. Es un tema que me apasiona y además me gusta pensar que si me esfuerzo y hago un buen post, cosa que siempre intento hacer, podía ayudar a muchas personas a mejorar su plan de contenidos de cara a este nuevo curso. ¿Puede haber una motivación mejor? Seguro que no.

Descargar ebook gratuito marketing de contenidos para empresas B2B

Pero claro, el marketing de contenidos es un tema muy amplio y es mucho lo que podía contar. ¿Cómo elegir de qué hablar en esta ocasión? Decidí dar un salto al “otro lado” y me puse a pensar que me gustaría leer ahora sobre este tema. Y entonces se me ocurrió la idea. Siempre que quiero aprender más sobre algo relacionado con el marketing online me encanta leerme todos los post que encuentre sobre los errores que puedo cometer si voy a poner en marcha cualquier estrategia. Facebook, LinkedInSEO, diseño gráfico, páginas web… da igual el tema, me gusta tener claro qué debo evitar, incluso antes de emprender siquiera alguna acción.

Esta es la razón que me llevó a investigar cuáles eran los errores más comunes a la hora de trazar y poner en práctica un plan de contenidos.  Y de esa búsqueda ha surgido este post que comparto hoy contigo. Antes que nada, quiero decirte que no debes asustarte si te das cuenta de que cometes varios de estos fallos, pues a todos nos ha pasado. Sí, sí, a los que nos dedicamos a esto también. ¿Por qué te crees que tenemos tan claro que se comenten muchos errores a la hora de hacer un plan de contenidos? Exacto, la mayoría de estos fallos ya los hemos cometido nosotros alguna vez en el pasado. Lo importante es aprender de ellos y seguir mejorando poco a poco. ¿Preparado para triunfar? Estos son los ocho errores que debes evitar:

1. No tener un plan de contenidos

¿Te imaginas empezar a construir una casa sin tener los planos? Sería un auténtico caos, ¿verdad? Pues lo mismo pasa con el marketing de contenidos. Si no tienes un plan bien delimitado, diseñado específicamente por profesionales para tu negocio, y con unos objetivos bien planteados, es casi imposible que consigas tener un buen resultado. Abrir un blog y publicar algo de vez en cuando no le va a servir a tu empresa para nada, sino se hace siguiendo el plan adecuado. A lo mejor estás pensando: “ Si yo ya tengo claro lo que quiero: ¡vender más! Te diré que, aunque ese es el objetivo de la mayoría de las empresas, y puede convertirse en el objetivo principal de tu plan de contenidos, no todo es tan sencillo. Para conseguir aumentar tus ventas gracias al marketing de contenidos es necesario mucho esfuerzo y dedicación. Y lo primero a lo que hay que dedicar todo ese esfuerzo es a plantear un buen plan de contenidos. Así que ya sabes, nada de empezar la casa por el tejado, ni construir sin planos.

2. No dirigirte a tu público objetivo.

Dentro de ese plan de contenidos del que hablé en el punto anterior, una de las partes más importantes es aquella dedicada a delimitar cuál es nuestra audiencia. Es muy importante tener muy claro a quién nos dirigimos, pues no es lo mismo escribir para jóvenes estudiantes, que para directivos de empresa, por poner un ejemplo. Una vez aclarado cuál es tu target, podrás empezar a publicar contenido creado para atraer a esa audiencia. Es importante preguntarse qué es lo que realmente quiere tu público objetivo y aprender a darle exactamente el contenido que necesita. De esta forma, te ganarás su confianza y fidelidad, y probablemente acudan a ti cuando necesiten el producto o servicio que ofreces. ¿Qué pasa si no se hace de esta manera? Pues, suponiendo que tus contenidos sean atractivos y de calidad, lo que conseguirás es un buen número de lectores que visitarán tu web… pero sin ninguna intención de compra. Y eso, como bien sabrás, no es lo queremos.

3. No crear contenido de calidad

¿Qué es más importante calidad o cantidad? Es una pregunta que se puede aplicar a muchos contextos y estoy segura de que la respuesta es casi siempre la misma. Sí, hablo de la calidad. Es mejor publicar poco y bien, que mucho y a lo loco. ¡Ojo! Con poco me refiero a un post  por semana o algo así, que ya os veo escaqueándoos y publicando cada varios meses, y eso está totalmente prohibido. Si quieres que tu plan de contenidos funcione, es imprescindible generar contenido de calidad, que aporte valor a tus lectores. De esta manera, tu empresa se posicionará como un referente en el sector, aumentando su credibilidad, su autoridad y la confianza de los lectores. El objetivo es “enganchar” y “enamorar” con valiosos contenidos a nuestra audiencia, para atraer más clientes y conseguir que los que ya nos conocen, repitan.

4. Dar demasiada información

Este es un error en el que es muy fácil caer y que hemos cometido alguna vez todos los que nos dedicamos al marketing de contenidos. En nuestro afán por querer demostrar que sabemos de lo que hablamos para demostrar a los lectores que pueden confiar en nosotros, a veces, explicamos cosas que no deberíamos contar. Por ejemplo, si una persona que se dedica a arreglar lavadoras, explica en su blog al detalle cómo arreglar todo tipo de averías en lavadores, y lo hace de tal manera que ya no necesites más sus servicios, lógicamente esta persona habrá cometido un error muy grande. Pues esto mismo se puede aplicar a todo tipo de negocios. Ofrece contenido de valor y ayuda a tus lectores, pero no caigas en el error de satisfacer todas sus necesidades y que dejen de necesitar tu producto y servicio.

5. No optimizar el contenido para SEO

Escribimos para personas, no para Google. Eso no lo dudéis ni por un segundo. Pero sí es cierto que hay que facilitarle a los lectores el camino hacia nuestros contenidos. Como ya sabes, Google es el buscador más utilizado en España y aparecer en los primeros resultados de búsqueda se ha convertido en el objetivo principal de cualquier empresa con presencia en la red. Por esta razón, es buena idea que en tu plan de contenidos esté planteada la optimización del contenido para SEO, pues si creamos contenido usando palabras clave y cumpliendo ciertas normas dictadas por Google, conseguiremos que nuestro target nos encuentre más fácilmente. Todo esto por supuesto, sin renunciar a una pizca de calidad.

Ver servicio marketing de contenidos

6. Esperar resultados inmediatos

El marketing de contenidos es una estrategia que debe desarrollarse a largo plazo y en la que, como ya hemos dicho, se debe invertir mucho tiempo y esfuerzo. Un buen plan de contenidos está diseñado para obtener resultados a medio y largo plazo, nunca a corto. Si pretendes abrir un blog corporativo y que al mes suceda un milagro, es que no has entendido nada de cómo funciona el marketing de contenidos. Para empezar, no existen fórmulas mágicas o milagrosas que te lleven al éxito, pero sí unas pautas que debes seguir para, con el tiempo, conseguir triunfar con tus contenidos. Si evitas todos estos errores que te estoy contando, ten por seguro que tu plan de contenidos te dará muy buenos resultados, pero debes tener paciencia.

7. Convertir tus contenidos en un medio para hacer spam

Ningún plan de contenidos que se precie contemplará la posibilidad de usar el blog para hablar solo de tu producto o servicio. Recuerda que el marketing de contenidos se basa en crear contenido de calidad que sea útil para tus lectores. Si escribes solo sobre tu producto o servicio, haciendo autobombo una y otra vez, tu audiencia no tardará en abandonarte. Puedes hablar de vez en cuando sobre tu producto, pero siempre intentando ir más allá de la mera publicidad y ofreciendo algo que realmente interese al lector y le aporte valor.

8.  No medir ni analizar los resultados

Una parte importante  de cualquier estrategia que se precie es el análisis de resultados. La única manera real de saber si tu plan de contenidos está funcionando es midiendo y analizando los resultados periódicamente. Así, podrás averiguar qué contenidos tienen éxito y cuáles no. También, utilizando las herramientas adecuadas, podrás saber si estás llegando a tu público objetivo o si esté se te está escapando. Después de realizar un buen análisis, podrás tomar las decisiones necesarias para mejorar tu estrategia.  No te saltes nunca este paso, pues es imprescindible para conseguir los resultados que esperas de tu plan de contenidos.

Y esto es todo por hoy. Por supuesto, son más de ocho los errores que podemos cometer, y me encantaría que me ayudaras a completar esta lista. ¿Qué errores importantes crees que se han quedado fuera? ¿Cuáles cometes más a menudo? Estoy deseando leer tus comentarios. ¡Hasta la próxima!

Imagen plan de contenidos cortesía de Shutterstock