Si quieres posicionar tu web en Google, primero debes hacer un análisis SEO de calidad

¡Cuánto nos peleamos con Google para que nuestra web se posicione en los resultados más altos del buscador! La verdad es que no es una tarea fácil, Google no suelta prenda y las pautas SEO que tenemos son a base de teoría, prueba y error, pero la realidad es que el posicionamiento web orgánico es una incertidumbre constante (por no hablar de la cantidad de cambios inesperados y radicales que el buscador nos regala de vez en cuando). Por ello, nuestra recomendación es que siempre hagas un análisis SEO previo.

Descargar ebook gratuito

¿Y qué quiere decir esto? Pues como todo en la vida…No se puede empezar la casa por el tejado, primero debes analizar el terreno  y ya después vendrán los cimientos. En el caso del posicionamiento web pasa lo mismo. Si un día se te ilumina la mente y quieres aparecer el primero en Google, empiezas a leer un montón de artículos por Internet y te pones a toquetear… ¡ERROR! Primero debes analizar cómo está de optimizado tu sitio web, qué mejoras son necesarias, por dónde debes empezar, qué hace tu competencia etc. Para ayudarte, en este post vamos a desvelarte las claves para hacer un análisis SEO en condiciones. ¡Recuerda! Siempre previo “al toqueteo” ;)

  1. Palabras clave

Lo primero que debes tener en cuenta es si ya estás apareciendo por alguna palabra en Google y si estas son interesantes para tu negocio (puedes hacerlo mediante herramientas como Semrush). Supón que tienes una empresa de envíos y, cuando filtras tu web en la herramienta, te das cuenta de que estás apareciendo en Google para “envíos gratis”. Entre nosotros, esto es una faena gorda, más que nada porque nadie que esté buscando envíos gratis querrá un servicio como el tuyo, suponiendo que cobres por los envíos, claro.

En este caso (y también en el caso de que no estés apareciendo en Google para ninguna palabra), lo que debes hacer es un estudio de palabras clave desde cero, utiliza las herramientas necesarias para analizar qué palabras tienen un nivel de búsquedas mensuales considerable, que la competencia no sea muy elevada y, por supuesto, que sean relevantes para los productos o servicios que ofrezcas.

Ejemplo posicionamiento SEO

  1. Competencia

Este paso del análisis SEO suele saltárselo mucha gente. No obstante, bajo mi punto de vista, es uno de los más importantes. Si ya tienes tu listado de palabras clave, prueba a buscarlas en Google y observa qué resultados están saliendo en la primera página. Analiza cada uno de ellos (puedes hacer un “minianálisis” SEO de tu competencia) y aprende tanto lo bueno, como lo malo (que será poco a nivel SEO, porque por algo están apareciendo en el podio).

  1. Contenidos

Esto es “requeteimportante” en un análisis SEO. Suena básico, pero muchas veces nos preocupamos por cosas más complicadas y nos olvidamos de lo más básico (y más necesario). Ya lo dice Google: “Content is the King”, vale ¿y qué? Pues verás, si los textos de tu web no son lo suficientemente buenos o relevantes para el usuario tienes un problema. Google premia aquellos contenidos que son de utilidad para el usuario (vive por y para ellos) por tanto debes esmerarte en este sentido. Procura que tus textos tengan palabras clave, pero ojo, no te pases, escribe de tal manera que tus usuarios te entiendan y que la información que des sea realmente útil, no escribas con un gazpacho de palabras clave, a Google se le repite bastante el ajo.

  1. Redes Sociales

El SEO social es un aspecto muy importante dentro del posicionamiento web, por ello debes tenerlo en cuenta en tu análisis SEO. No afirmamos que sea imposible posicionarse sin redes sociales, pero lo cierto es que te será mucho más fácil que sin ellas. Si ya tienes redes sociales analiza tu frecuencia de publicación, comparte los contenidos de tu web, usa los hastag con palabras clave, consigue que tus seguidores viralicen tus publicaciones y hazte con fans de calidad. Consejo: Mima mucho a Google+.

  1. Estructura de tu web

Puede que lleves los pasos anteriores al día y te sigas preguntando por qué no consigues posicionarte. Posiblemente en tu análisis SEO no hayas tenido en cuenta que la estructura de tu web es un caos. Ten en cuenta que Google lee códigos, no lee nada visual, por tanto el código de tu sitio debe estar inmaculado. Procura que los títulos, encabezados y demás estén correctamente jerarquizados y tengan sentido. Hay que reconocer que este aspecto es bastante técnico, pero si no entiendes de HTML o maquetación web, puedes acudir a especialistas que te ayuden a evaluar en qué estado se encuentra tu página.

Ver servicio

  1. Usabilidad y experiencia del usuario

En esta fase del análisis SEO debes hacer un esfuerzo y ponerte en la piel del usuario, hazte algunas preguntas como estas: ¿Se ve bien la web desde mi móvil o tablet?, ¿la navegación es clara?, ¿existe lógica en la navegación?, ¿el diseño es atractivo? Etc. Parece que no tiene nada que ver, pero todo esto lo valora Google, o mejor dicho lo valora el usuario. Si tu web es de color amarillo pollo con letras en verde limón y cuando haces clic en un botón de continuar te lleva a la home… ¿Qué crees que pensará el usuario?  “¡Vaya m…..!” y a continuación saldrá corriendo. Esto se traduce en una tasa de rebote muy alta y en un CTR muy bajo, es decir, las métricas que indican si tu página es relevante se verán perjudicadas y Google estará al corriente de ello.

  1. Análisis SEO offpage

Offpage suena raro, ¿no? Tranquilo, no es el descubrimiento de América. Google también valora la popularidad de tu sitio web como factor de relevancia, es decir, si mucha gente comparte tu web, es porque realmente los usuarios están contentos con ella, incluso otras webs pueden considerarla relevante. Por ello, es fundamental que analices tu estructura de enlaces (ojo, tanto internos como externos). Existen multitud de herramientas para llevar a cabo un análisis SEO offpage como Ahrefs, Moz etc. Cuando empieces a investigar, probablemente te des cuenta de que tu web tiene 10 enlaces externos y todos ellos son a directorios, lo cual sería el “antiSEO”. Céntrate en conseguir enlaces desde sitios de calidad y en elaborar contenidos que se enlacen de forma natural. Como consejo, también recomendamos que analices el SEO offpage de tus competidores… ¡De todo se aprende!

  1. Frecuencia de actualización

¿Cada cuánto tiempo realizas cambios en tu web y actualizas tus contenidos? Esto también debes estudiarlo en tu análisis SEO. Si tienes tu web olvidada no vas a comerte un rosco, así que debes plantearte si estás actualizándola a menudo o si, por el contrario, pretendes posicionar una web en flash del año 2008.

Además de todo esto, como recomendación posterior a tu análisis SEO, es importante que siempre tengas presente la medición. Mide antes y después de implementar cambios, ¡solo así sabrás si han servido de algo!

Imagen cortesía de Shutterstock