Enfrentarse a una hoja en blanco es la reincidente pesadilla de muchos escritores. Hoy te damos algunos consejos para salir del paso en tu creación de contenidos

¡Ay, las musas! Qué malas y traicioneras pueden llegar a ser con nosotros, ¿verdad? No es un secreto que estos pequeños y fastidiosos seres mitológicos aparecen en los peores momentos y se van cuando realmente las necesitamos. Y, entonces, desde nuestra soledad absoluta ¿qué podemos hacer? Eso es lo que hoy vamos a tratar de descubrirte mediante una serie de consejos prácticos que te ayudarán en tu creación de contenidos.

Descargar ebook gratuito

El ser humano es un ser creativo. Lo hemos podido comprobar cuando nos hemos situado frente a un cuadro abstracto que nadie entiende, menos el pintoresco guía que alardea de ello, o en el momento en que se decidió introducir hidrógeno líquido en una cocina. Pero no penséis que estos alardes de ingenio los podéis conseguir cada día en vuestra creación de contenidos, porque si los propios escritores han sufrido históricamente de grandes épocas de sequía, me pregunto a qué debemos atenernos nosotros, los simples usuarios de Word. Y es que la falta de inspiración se convierte muchas veces en esa famosa cortina de humo que nos sirve de excusa cuando no tenemos motivación o, peor, no tenemos conocimiento de cómo realizar ciertas cosas. Es por ello que nuestra primera recomendación y la más fundamental de todas es que si quieres que tu empresa desarrolle una buena creación de contenidos no le encargues esta tarea a un aficionado, pues tu contenido se verá afectado.

La falta de inspiración es un argumento clásico que los niños dan a sus profesores cuando estos les piden una redacción del pasado verano y no la hacen. Pero que tú, que ya estás talludito, sigas utilizándola, no tiene perdón de Dios. Así que atento a estos consejos prácticos que te ayudarán en la creación de contenido.

  1. Necesitas tiempo: acercas la silla, miras el reloj, escribes y en media hora lo tienes hecho. ¿Estoy contando tu experiencia en la creación de contenidos? Si la respuesta es “sí”, Houston, tenemos un problema. La creación de contenidos de calidad requiere tiempo, por lo que si no eres todo un maestro de la escritura, no intentes escaquearte en media hora porque el resultado puede que sea para echarse a llorar. Los profesionales de la escritura ya tienen cierta soltura en el manejo de determinadas fórmulas. Además, conocen herramientas que ayudan en la creación de contenidos y acortan sus tiempos, pero tú seguramente no. Así que, ¡quieto ahí!
  1. Abre tu mente: la inspiración es caprichosa, no tiene ninguna consideración hacia ti y tu vida diaria, y se te aparece cual fantasma de película de terror en cualquier momento y lugar. Sin embargo, hoy más que nunca te decimos que te olvides de exorcismos y vayas hacia la luz, porque de estas inoportunas ideas puede salir una muy buena para tu creación de contenidos. Haz de una pequeña libreta tu mejor compañera de viaje, pues ahí podrás ir anotando todos esos flashes de lucidez que tengas en el día.
  1. Si la inspiración sigue escondida, encuéntrala: si el consejo anterior te parece demasiado caprichoso, o crees que es imposible que una buena idea aparezca mientras compras el pan o paseas a tu perro, la otra opción que tienes es tratar de encontrar esa buena idea por ti mismo. La creación de contenidos de tu blog puede estar inspirada en la realidad, que es más loca muchas veces que la ficción, pero también en otros blogs del sector. ¡Espera! Antes de que cierres este post y hagas un estupendo uso del ctrl + c / ctrl v (quién dijo que no sabías usar el teclado, ¿eh?), debemos aclarar que estamos hablando de “TOMAR INSPIRACIÓN” y nunca, jamás de los jamases, de copiar. Tu creación de contenidos debe ser original.
  1. Escribe sobre lo que te guste: escribir sobre todo es posible si, repetimos, eres un pro de la creación de contenidos. De no ser así, trata de no meterte en jardines escribiendo sobre cosas que no sabes, pues por propia experiencia te decimos que desperdiciarás un precioso tiempo. La creación de contenidos puede tratar de los más diversos temas y te animamos a que poco a poco, según vayas ampliando tus conocimientos del sector, lo intentes, pero en tus inicios ve tranquilamente y recuerda que tu abuela te dijo una vez que quién mucho abarca poco aprieta…

Ver servicio

  1. Apóyate en tus compañeros: tus amigos y familia, siempre y cuando no estén trabajando para la competencia (¡nunca se sabe!) pueden ser una gran ayuda en tu creación de contenidos. ¿Por qué? Porque donde hay confianza da asco y nadie te va a decir más a las claras que ellos lo que piensan realmente sobre tu post. Si, por el contrario, sois varios los que os encargáis de la creación de contenidos, ¡estupendo! Ahí tendrás frente a ti a otras tantas personas que te podrán indicar por dónde ir, y en qué lugares es mejor no entrar. Nadie es perfecto, así que trata de aprender lo máximo posible de los otros y no te cierres en banda a las críticas o consejos.
  1. No hay una mala idea, sólo una idea poco desarrollada: la inspiración para la creación de contenidos además de aparecer a cualquier hora, puede tomar las formas más raras y extrañas posibles. Puede que esa idea que se te ocurrió mientras veías ese cuadro abstracto que, digan lo que digan nadie entiende, te parezca una locura, pero ¿lo has pensado bien? Trata de darle una segunda vuelta a todo, ver más allá de lo que tienes en ese momento. A ese pintor también pudieron decirle que su cuadro era una locura y, mírate, ahí estás tú contemplando el resultado de su locura. Recuerda que en la creación de contenidos no hay locuras. ¡Dale una vuelta más!
  1. Suelta las riendas de tu imaginación: da igual si tu ámbito de acción es uno u otro, los blogs corporativos están surgiendo a montones. Esto fomenta que los temas sobre los que puedes escribir en tu creación de contenidos puedan ser de lo más variados y dispares. Acuérdate de esas imágenes que nos mostraba el psicólogo y que siempre parecían mariposas, ¿las ves? Estas tenían el objetivo de ver cómo asociabas ideas unas con otras, y lo que empezaba siendo una mariposa podía terminar en un campo de futbol o en la paella de los domingos, pues de pequeños no nos habían presentado aún lo que más adelante serían nuestros filtros. Por ello, vuelve a esa infancia y no te cortes, piensa en grande y sin barreras, verás cómo se refleja en tu resultado.

La creación de contenidos se ha convertido en un área fundamental para el marketing digital, con cientos y cientos de blogs que necesitan ser llenados de contenido útil. Tú, lector, puedes posicionarte como firme candidato para realizar esa necesaria creación de contenidos, porque ahora sabes que no eres ningún inepto del teclado, sino que te faltaba inspiración. ¡Suerte con tus musas!

Imagen de creación de contenidos cortesía de Shutterstock.