Tener un negocio propio exige una gran responsabilidad, y en este momento financiero tan complejo, es más importante que nunca reducir costes excesivos con el fin de mantener la empresa en una situación próspera, especialmente si se trata de un pequeño negocio. Las pequeñas empresas tienen un mayor riesgo de cierre y pueden beneficiarse mucho con simples medidas de reducción de gastos.

1.       Reducir el tamaño

Las oficinas son estupendos entornos de trabajo, pero puede que no sean algo crucial para una empresa pequeña. Mucha gente opta por trabajar desde casa con el fin de ahorrar en alquiler de oficina, pero hay otras opciones que te ayudarán a mantenerte en un ambiente profesional a un coste significativamente menor. La oficina virtual es un método popular y eficaz para reducir los gastos de oficina.

2.       Negociar descuentos

Si tienes proveedores habituales de suministro de materiales, papelería, equipamiento y demás, ¿por qué no ser valiente y pedir un descuento?  La repetición de pedidos habituales, con el tiempo acumulan un incremento de precios y gastos innecesarios que podrían ser recortados con facilidad, sólo hay que negociar. Proveedores y comerciales pueden llegar a valorar tu antigüedad y estar dispuestos a premiar tu fidelidad, y si no se da el caso, entonces es posible que tengas que considerar comprar a otras empresas donde puedas obtener mejores precios.

3.       Aprovechar el personal al máximo

Capacitar a tus empleados actuales para que puedan realizar múltiples tareas reducirá la necesidad de contratar más personal y con ello reducirá los gastos. Las pequeñas empresas deben enfocarse en maximizar las habilidades y destrezas de sus empleados y comprobar que están trabajando lo mejor que pueden. Es importante poner especial atención en situar a la persona adecuada en el puesto apropiado con el fin de aumentar la eficiencia y la productividad en general.

4.       Utilizar la red de contactos

El marketing es una “herramienta fundamental” para el éxito del negocio, porque ayuda a darse a conocer, a generar interés y multiplicar las ventas, pero mucha gente falla a la hora de utilizarla de forma eficaz. Una excelente campaña de marketing no tiene por qué ser algo inalcanzable hoy día, con el auge actual de las redes sociales. Abre una página en Facebook, consigue una cuenta de Twitter y ¡haz correr la voz gratis!

5.       Comprar al por mayor

Comprar al por mayor tiene grandes ventajas, pero es importante que lo hagas con sensatez. Mientras que la compra en grandes cantidades puede suponer un ahorro en general, hay que tener cuidado con entusiasmarse fácilmente y terminar aceptando lo que aparentemente es un buen negocio. En su lugar, trata de mantener metas realistas al comprar con el fin de evitar gastos excesivos disfrazados de ahorro. La falta de estrategia en la compra al por mayor a menudo puede conducir a un exceso de existencias cuyo resultado es una pérdida de dinero.

¿Cuál es tu truco para ahorrar costes? Cuéntanos…