Muy a menudo, desde mi posición de agencia online para pymes,me encuentro con clientes y potenciales clientes que esperan resultados espectaculares en el mundo online en plazos de tiempo muy cortos. El hecho de que Internet sea un medio rápido y con unas aparentes barreras de entrada bajas puede dar la sensación de que es una especie de “mina de oro” en la que llegar y triunfar es cosa hecha. Nada más lejos de la realidad. Internet requiere tiempo, esfuerzo e inversión económica, en especial si hablamos de ecommerce o venta online. El mero hecho de crear una tienda online implica bastante dificultad (¡que lo digan los que han creado una!), no digamos ya conseguir visitas, ventas, fidelizar clientes, mantener el día a día. Vender online no es fácil ni rápido ni gratis. Quizás sea bueno tener en cuenta estas 5 recomendaciones antes de iniciar un proyecto de tienda online:

Haz un estudio previo de tu proyecto online

Antes de lanzarte de cabeza a crear una tienda online es importante que analices el sector en el que vas a meterte, la competencia que hay, quién es tu potencial cliente… Vamos, lo que se ha hecho desde siempre en el marketing clásico. Fijarte objetivos (el QUÉ quieres conseguir), estrategias (el CÓMO lograr esos objetivos) y tácticas (planes concretos) vale tanto para el mundo real como el online. Si no sabes cómo hacerlo, contrata a alguien que te haga una consultoría estratégica. Puede sonar caro (y no tiene por qué serlo) pero es un paso muy valioso que puede ayudarte a evitar futuros problemas. Con demasiada frecuencia me encuentro emprendedores que no me saben responder a las preguntas ¿quién es tu cliente? ¿quién es tu competencia y qué hace? ¿en qué te diferencias de los demás? Si esto no lo tienes claro, espera a tenerlo y busca las respuestas por ti mismo o con ayuda externa.

Ver servicio

Si quieres vender online, crea una tienda online

Parece obvio ¿verdad? pues puedo poneros bastantes ejemplos de tiendas online que a simple vista no parecen tiendas. No tienen un buen escaparate con fotos vistosas de producto (imaginad una tienda de calle sin escaparate donde ver claramente lo que nos ofrecen), faltan precios, falta gancho comercial, falta pasarela de pagos (aunque no lo creais hay muchas tiendas en que los pedidos se tienen que hacer vía email??), etc. Te recomiendo mirar muchas tiendas online de diferentes tipos de productos y coger ideas. Cuida mucho la “puesta en escena”, las fotos de producto, las descripciones, las ofertas que hagas. Sé muy comercial porque lo que quieres es vender, no pierdas de vista ese objetivo esencial porque las tiendas online sirven para vender.

Descargar ebook gratuito

Di claro qué vendes y por qué te lo tengo que comprar a ti

Adivinanzas, las justas. Intenta que desde la home quede muy claro lo que vendes, lo que ofreces y en qué te diferencias de otras ofertas similares. Si ofreces ventajas como entrega en 24 horas, gastos de envío gratuitos o similares dilo claramente en un lugar visible de la tienda. Mira este ejemplo de un boceto de tienda de USA, claro directo, dando razones de compra y ventajas desde el minuto cero:
home de tienda online

Facilita la compra

No me hagas decirte hasta el NIF de mi madre…intenta hacer que el proceso de compra sea sencillo ¡la de carritos abandonados que hay por este motivo! Haz que sea un proceso sencillo y corto y pon un botón de pago llamativo. Por cada paso extra el porcentaje de abandono aumenta por lo que no hay que correr riesgos.

Ver servicio

Ten paciencia e invierte

No es fácil ni gratis ni rápido, ya lo decíamos al principio. No esperes resultados inmediatos. Triunfar en el mundo online es difícil y es fruto del trabajo perseverante, igual que en el mundo “real”. Crear una tienda es el primer paso de un largo camino que debe incluir, necesariamente la promoción de la tienda, ya sea mediante campañas de Google Adwords (que suelen ser muy adecuadas y efectivas para el ecommerce), redes sociales, estrategia SEO, blog y un largo etcétera. Si no sabes hacerlo o no tienes tiempo, contrátalo. Un gran error suele ser decir “ya lo hago yo en los ratos libres”. Si estás gestionando una tienda online con la complejidad que implica (proveedores, pedidos, precios, ofertas, stock) tus tiempos muertos serán pocos. Déjate ayudar por alguien profesional (ojo con los “primos o sobrinos” voluntariosos) será un dinero bien invertido y podrás medir su rentabilidad de forma casi inmediata.

¿Nos dais más recomendaciones aquellos que tengáis experiencia en el comercio online?

suscripción al blog