¿Tiene tu negocio una estrategia digital definida? Si todavía no has terminado de lanzarte a la transformación digital con tu empresa es momento de ponerse manos a la obra. Y nada mejor para ello que empezar con este post.

Tanto Internet como las nuevas tecnologías han influido en el modo en que las empresas se comunican con sus potenciales clientes. Hace un tiempo escribíamos en nuestro blog sobre la famosa transformación digital de la que todo el mundo sigue hablando. Hoy retomamos este tema, ya que, si me lo permites, voy a dedicar unas líneas a la importancia de tener definida una buena estrategia digital.

75 herramientas que te harán más fácil definir tu estrategia digital

Para aprovechar las enormes ventajas que ofrece el mundo online es necesario que toda empresa desarrolle su propia estrategia digital. ¿Y eso en qué consiste?, te preguntarás. Pues, básicamente, en elaborar una estrategia siguiendo los mismos pasos que en el mundo offline, pero teniendo en cuenta las peculiaridades de Internet.

Si tu empresa no está en Internet, si tus potenciales clientes te buscan en la red y no te encuentran, corres el resigo de extinguirte… ¡Como lo oyes! Así que, si estás un poco atrás con esta tarea, ¡presta atención! A continuación te detallo cinco claves básicas para lograr una buena estrategia digital 👇

Clave #1 para una estrategia digital de escándalo: Define tus objetivos.

En cualquier estrategia digital, el primer paso debe ser siempre definir y tener claros los objetivos que se pretenden conseguir.

¿Aumentar las ventas? ¿Fidelizar clientes? ¿Construir una buena imagen de marca? En función de cuál sea el objetivo principal de tu empresa, la estrategia digital a llevar a cabo variará.  Entenderás que no es lo mismo planificar una estrategia digital para la empresa que busca aumentar sus ventas que para la que busca mero reconocimiento (branding). Cada estrategia se basará en unas u otras acciones en función del objetivo.

✅ TIP: Establece siempre un objetivo principal cuya consecución sea factible a corto/medio plazo.

Clave #2 para una estrategia digital de escándalo: Tu público objetivo.

¿Cuál es tu público objetivo? ¿Quiénes son tus potenciales clientes? ¿A quién te diriges? Este aspecto es PRIMORIDIAL. ¿Cómo vas a diseñar una buena estrategia digital si no sabes quién es el receptor de la misma? Sólo sabiendo cómo es tu público objetivo y conociendo al detalle sus necesidades e intereses, podrás establecer una buena y exitosa estrategia digital.

✅ TIP: Antes de lanzarte al abismo, conoce a tu público objetivo, para ello puedes ayudarte de encuestas en redes sociales.

Clave #3 para una estrategia digital de escándalo: Tu competencia.

Es necesario también que conozcas al dedillo la estrategia que siguen aquellas empresas que hacen algo similar a lo que hace la tuya. Vamos, lo que vienen siendo las empresas de la competencia.

¿Qué acciones lleva a cabo tu competencia en el mundo digital? ¿Crees que les funciona su estrategia digital? Lo bueno del mundo online es que podemos cotillear a nuestra competencia y saber qué está haciendo. ¡Hazlo! Dedica tiempo a este punto porque es imprescindible que sepas cómo lo hacen. Especialmente para dos cosas:

  1. Para diferenciarte. Y así ofrecer un valor añadido, que supondrá que el mercado te elija a ti y no a empresas de la competencia.
  2. Para “copiarte”. Vale, suena un poco turbio. Pero, ¿por qué no? Si algo le funciona a tu competencia, trata de adaptarlo y aplicarlo también a la estrategia digital de tu empresa.

✅ TIP: Fíjate especialmente en cómo lo hacen en las redes sociales y en su posicionamiento en buscadores. Y trata de encontrar sus puntos débiles (será donde ataques tú con tu empresa).

Clave #4 para una estrategia digital de escándalo: El contenido.

¿Alguna vez has oído eso de que el contenido es el rey?  Pues LO ES. Para este punto, nada mejor que contar con un blog en el que varios miembros de la empresa generen contenido periódicamente.

Y, ¿de qué escribir? Para elegir los temas de los post de tu blog corporativo, habrás de tener en cuenta, principalmente, dos aspectos:

  1. Los gustos, necesidades e inquietudes de tu público objetivo.
  2. Los objetivos de la empresa.

Por ejemplo, en nuestro blog corporativo hablamos de Marketing Digital intentando resolver las dudas e incertidumbres más comunes de nuestro público, a la vez que tratamos de publicitar nuestros servicios como agencia de marketing digital.

Para terminar de convencerte, ¿sabes que tener un blog es un punto fuerte para  tu posicionamiento en buscadores? Claaaaro, no es que todos seamos unos Cervantes. Pero si escribimos nuestros post en torno a palabras clave que nos ayudarán a posicionarnos es un punto extra, ¿no crees? ¡Ale, a darle a la tecla!

✅ TIP: Para organizarte, establece un calendario editorial al menos a mes vista en el que se establezcan los temas de los post.

te ayudamos con tu estrategia digital

Clave #5 para una estrategia digital de escándalo: Redes Sociales.

Tu público objetivo está en las Redes Sociales, ¿y tú?

¡OJO! Para establecer tu estrategia digital en las social media, primero tienes que saber en qué redes sociales debería estar tu empresa. No cualquier red social vale para cualquier empresa. La red social ideal para tu empresa será ni más ni menos aquella/s en la que se encuentre tu público objetivo. Piénsalo de este modo: allí donde esté tu público debe estar tu empresa.

Mantén actualizado y optimizado tu perfil de empresa en las distintas redes sociales. Para ello, puede serte de gran ayuda este post. Imagínate que un cliente potencial da con tu cuenta de empresa en Twitter y se percata de que no se publica desde 2014… ¡OMG! Qué mala imagen.

Estar mal en las redes sociales es mucho peor que no estar. Así que, dedícale tiempo a tus perfiles sociales, a tus seguidores, al contenido que compartes, etc. ¡Lo agradecerás!

✅ TIP: Cambia tu registro según la red social. Todo son redes sociales, sí. Pero cada una tiene sus “reglas”. No se publica igual en Twitter que en Facebook o que en Instagram.

Y ahora que ya sabes cómo darle caña a la estrategia digital de tu empresa… ¿Cuándo empiezas? ¡Suerte y a por todas: hay mucho en juego!

Imagen de cabecera cortesía de DepostiPhotos.