Cuando nuestro volumen de negocio es pequeño, resulta complicado determinar en qué se van a invertir los recursos económicos; pero es conveniente recordar que la inversión en branding o marca lleva implícitos beneficios a medio y largo plazo.

Y contar con expertos en branding para mejorar nuestra empresa es más sencillo y económico de lo que podríamos pensar… Especialmente, si recurrimos a Internet.

En Amazon hemos encontrado Toilet Paper Entrepreneur, de Mike Michalowicz, un libro que nos explica algunas claves que nos ayudarán a mejorar nuestra estrategia en branding.

Aquí os dejamos nuestro top 4 a modo de resumen:

Un buen logo importa
Y mucho. El logo es un vehículo que genera confianza. La pieza clave de cualquier estrategia de branding. Porque transmite el mensaje con el que queremos asociar a nuestra empresa. En general, lo más adecuado es que sea lo más sencillo posible, fácil de entender y de leer. Porque debemos tener en cuenta que será utilizado en todo nuestro material corporativo.

Una marca cuenta una historia
Detrás de cada empresa, hay una historia interesante para ser contada. A todos nos interesa conocer cómo fueron los orígenes de empresas en las que confiamos, sean grandes o pequeñas… ¿Por qué no compartir nuestra historia? Esto se puede llevar a cabo en la web de la empresa o en un blog corporativo.

La importancia de lo local
Si nuestra pyme sólo opera en un área geográfica determinada, es conveniente asociarla con nuestro nombre o imagen de marca. La identificación con la ciudad y con sus habitantes nos ofrecerá un plus de proximidad con nuestros clientes.

La especialización es un valor añadido
Una forma inteligente de mejorar nuestra imagen de marca es ser reconocidos como expertos en nuestra materia/sector. Este hecho aumenta nuestra credibilidad y mejora notablemente nuestra imagen. Para dar esa sensación a nuestros clientes, hay métodos interesantes como participar en foros especializados, escribir artículos y utilizar nuestro blog corporativo y redes sociales.

suscripción al blog