Haz de la infografía la mejor aliada para tu pyme

Los expertos del marketing online han coincidido en afirmar que este año se va a producir el boom de los contenidos. Alentados por el abultado presupuesto que cada año las empresas destinan a esta modalidad de comunicación, son muchos los que se preguntan por las verdaderas ventajas de esta estrategia.

Un blog corporativo, un canal en Youtube o cualquiera de las plataformas en las que viralizar las imágenes, papers informativos. El marketing de contenidos abarca todas estas herramientas, aunque últimamente una de las que más destacan es la infografía. Porque reconozcámoslo, los internautas españoles cada vez leemos menos y consumimos más imágenes.

Pero, ¿por qué usar en concreto una infografía en mi negocio? Y lo que es más importante ¿cómo realizarlas? Aunque su configuración no es fácil, cada vez existen más programas que facilitan esta labor, y con las dosis de planificación y creatividad necesarias, es posible alcanzar resultados inimaginables. Ahí van algunos consejos a la hora de iniciarse en esta nueva “arte”:

1.- Agrega valor a tu infografía: las infografías no venden, su finalidad no es hacer publicidad de tu negocio. Si eres capaz de compartir contenido de interés a tu infografía ésta se correrá como la pólvora entre los internautas.

2.- Sé diferente: marca distancias con otras infografías de la misma temática de tu sector. Recuerda que una infografía es consumida en tres minutos por los receptores, por lo que hay tiempo para, visualmente, captar la atención de los usuarios.

3.- Incita a compartirla: incluye en cada una de tus infografías un enlace hacia tus redes sociales, verás cómo las visitas aumentan rápidamente.

4.- Evita contenidos temporales o que estén demasiado “pegados” a la actualidad: Para que tu infografía no pierda vigencia, intenta que el mensaje y los elementos visuales sean lo menos atemporales posible. Piensa que podrás utilizarla durante más tiempo.

5.- Presume de iconografía: el mensaje de una infografía es visual, así que no te cortes en hacer uso de estos elementos. Recuerda que en el fondo, lo que estás haciendo es trasladar un post a una imagen.

Estas breves recomendaciones, para empezar, te ayudarán a llevar a cabo infografías eficaces y verás cómo empiezas a beneficiarte de los beneficios que aporta el marketing de contenidos con esta herramienta. Y recuerda: coméntanos cualquier experiencia que tengas en este tema. Estamos ansiosos por conocer vuestras historias.