¿Eres dejado con tu plan de marketing digital? ¡Que este año no te pille el toro!

Cada año se repite la misma historia y no sólo con el plan de marketing digital.  Conforme se acerca el 1 de enero llega también el tiempo de reflexión, de promesas, de cambios y de ilusión. Todos queremos mejorar y enmendar esos pequeños errores que cometemos cada día. Empezar en el gimnasio, dejar de fumar, leer más, comer sano… seguro que muchos de vosotros incluís alguna de estas cosas en vuestra lista de propósitos para el año 2016. Pues bien, es mi deber informaros de que según un estudio, estos propósitos nos duran tan solo… ¡12 días! En parte tengo que reconocer que me alegra saber que no soy la única desastrosa que de repente se da cuenta de que es abril y todavía no ha empezado a ir al gimnasio, pero también pienso que deberíamos esforzarnos más y, por lo menos, cumplir cada año con un par de ellos.

Descargar ebook gratuito 75 herramientas marketing digital

Pero no solo hacemos promesas en el ámbito personal. En el ámbito laboral, sobre todo cuando se está al frente  de una pyme y se tiene que organizar muchas cosas, entre ellas el plan de marketing digital, son muchas las mejoras que proponemos y que, por dejadez o falta de tiempo, no llegamos a realizar. Es por esta razón que he hecho una lista  con los 10 propósitos que cualquier plan de marketing digital debe cumplir en 2015 si quiere triunfar en la red. Y recuerda: ¡año nuevo, vida digital nueva!

1. Mantendré mi blog corporativo actualizado.

¿Cuántas veces nos hemos prometido actualizar nuestro blog asiduamente y cuántas veces hemos faltado a esta promesa? Que si hoy estoy muy cansado, que no tengo tiempo, no encuentro la inspiración… ¡No más excusas! Para tener un blog que realmente te aporte buenos resultados es importante que te conciencies de que  es una gran responsabilidad y no puedes tenerlo abandonado. Si no publicas nada desde hace meses o incluso años, los lectores abandonarán tu blog. Además, ten en cuenta que un blog desactualizado afecta negativamente al posicionamiento web, así que si quieres tener contento a tus posibles clientes y también a Google, ponte las pilas y alimenta a tu blog, pues es uno de los mayores aliados de tu empresa.

2. Tendré al día las redes sociales de mi empresa.

Seguro que en tu plan de marketing digital hay un buen espacio dedicado a la estrategia de Social Media. Y no es para menos, pues las redes sociales son el mejor escaparate para tu empresa. Con una estrategia adecuada para tu negocio, podrás descubrir qué demanda tu público objetivo e interaccionar con ellos, potenciarás tu marca y llegarás con más facilidad a aquellos usuarios que pueden convertirse en clientes. Es posible que tengas perfiles en varias redes sociales, pero no olvides que eso es solo la primera parte del trabajo. Para empezar, hay que tener en cuenta que no tienes por qué estar presente en todas las redes sociales, sino en aquellas en las que están tus potenciales clientes. Además, no sirve de nada tener perfil en las redes si no compartes con tu comunidad  contenido de valor y no interactúas con ellos a diario. La gestión diaria es una parte vital en las redes sociales y para conseguir buenos resultados hay que dedicarle el tiempo necesario.

3. Modernizaré mi web y mi imagen corporativa.

Si tu web era muy moderna hace 4 años, puedes tener claro que ya está obsoleta. ¿Sorprendido? En el mundo 2.0  todo evoluciona a un ritmo de vértigo y tu empresa debe seguir este ritmo.  Renovarse o morir es aquí la premisa más importante y las webs obsoletas acabarán, más pronto que tarde, condenadas al ostracismo. No olvides tampoco la importancia de la imagen corporativa de tu empresa. Un logo anticuado puede alejar a muchos clientes. En cuanto a las últimas tendencias, parece que este año 2016 sigue la línea que se marcó en 2015: diseño responsive, diseño flat, más scroll, protagonismo de las tipografías, imágenes de gran tamaño, menús ocultos, un solo color dominante, ilustraciones, el producto como protagonista, las formas geométricas, los iconos lineales y los botones fantasmas. Resumiendo: un estilo más bien minimalista y enfocado a mejorar la usabilidad web.  ¿Te ha quedado claro?

4. Cuidaré mi  formación digital.  

A todos nos da pereza “estudiar” y por eso puedo entender que  muchos directivos hayan  intentado retrasar todo lo posible su inevitable formación digital. Pero la realidad es que cualquier empresa a día de hoy necesita tener una buena presencia en la red y, aunque se deje en manos de profesionales, unos mínimos conocimientos en esta área son del todo necesarios. La formación digital no te traerá más que ventajas. Gracias a la formación digital tu empresa podrá contar con profesionales más cualificados sin tener que recurrir a ampliaciones de plantilla. De esta forma, mejora el rendimiento de la empresa, que verá su productividad aumentada y también sus ingresos.  Por esta razón,  la formación digital es una inversión con una alta rentabilidad.  Porque el mundo 2.0 ya no es el futuro, es el presente.

Visitar Biblioteca Virtual

5. Me centraré en generar contenido original y natural.

“El contenido es el rey” es una de las frases más utilizadas en el ámbito del marketing digital. Y con razón, pues el Marketing de Contenidos es una de las técnicas más efectivas para atraer a clientes de calidad. El corazón de casi todo plan de Marketing de Contenidos es un blog. Sabemos que es esencial que un  blog tenga contenidos originales, de valor y totalmente exclusivos, generados internamente o por profesionales externos, para alcanzar un buen posicionamiento web en Google y para conseguir enamorar al público objetivo. Si lo haces de esta forma, estarás proyectando una imagen profesional de tu empresa y tu blog podrá posicionarse como un referente en el sector. Si, por el contrario “robas” el contenido a otra persona perderás toda credibilidad ante tu público. Además, te ganarás una penalización de Google por contenido duplicado, lo que afectará negativamente al posicionamiento de tu web. ¡Cuida mucho el contenido que publicas en tu blog!

6. No utilizaré técnicas no apropiadas para el SEO.

Son varios los post que hemos escrito con trucos y técnicas que podemos aplicar para mejorar el posicionamiento web, pero a veces es necesario hacer hincapié en aquellas técnicas SEO que debes evitar. Son aquellas técnicas que se conocen como Black Hat SEO. Una de las técnicas más extendidas y utilizadas para hacer Black Hat SEO es la utilización de palabras clave o keywords de forma masiva dentro de las webs o sus contenidos. Otra mala práctica es la compra venta de enlaces o también utilizar las granjas de enlaces. También son desaconsejables prácticas como el cloaking, hacer comentarios fuera de lugar o hacer spam y copiar contenido de otros. No olvides que, en esto del posicionamiento, si no juegas limpio serás penalizado.

7. Pensaré más en el usuario que en los motores de búsqueda.

¿Todavía no sabes qué es la usabilidad web? La usabilidad web es la facilidad con la que los usuarios pueden utilizar nuestra web.Es uno de los factores más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar una web. Cuanto mejor sea su experiencia más probabilidades hay de que vuelvan y que se conviertan en futuros clientes. Si cambiamos la famosa frase de  “el cliente tiene siempre la razón”  por  “el usuario tiene siempre la razón” y nos aplicamos el cuento seguro que conseguiremos que nuestra web corporativa triunfe en la red. No te obsesiones demasiado con el ranking y céntrate en ser útil para tus usuarios.

8. Invertiré en mi estrategia SEO.

Por alguna extraña razón hay gente que todavía piensa que para alcanzar un buen posicionamiento no hace falta invertir. ¡Nada más lejos de la realidad! Es muy importante que confíes en expertos para el SEO de tu empresa. Además de los conocimientos pertinentes, son necesarios programadores, herramientas no gratuitas y, sobre todo, mucho tiempo y esfuerzo. Si incluyes en tu plan de marketing digital una buena estrategia SEO, diseñada por profesionales para tu negocio, conseguirás que tu negocio aparezca en los primeros resultados de Google. De esta forma, aumentará el tráfico de calidad que llega a tu web, y con él, también los clientes.

Ver servicio plan de marketing digital

9.  Seré ordenado con la estructura de mi web.

Tener tu casa ordenada está muy bien, pero tener tu web ordenada debe ser, sencillamente, imprescindible para ti. Una web liosa, caótica y  desordenada no le gustará nada a Google y espantará a los usuarios, que se perderán en tu caos. Si quieres captar la atención de tus seguidores para que compren tus productos o servicios, lo principal  es que entiendan lo que pretendes transmitirles con tu web, por lo que una buena estructura debe ser tu prioridad. Así reflejarás interés por tus posibles clientes y esto se reflejará  con una mejora en tu posicionamiento.

10. Si no puedo cumplir todos estos propósitos, contrataré una agencia de marketing online que lo haga por mí.

Estos 9  propósitos que te planteamos son esenciales para tener un buen plan de marketing digital que triunfe en la red, pero somos conscientes de que es muy complicado dirigir un negocio y encargarse de todo esto al mismo tiempo. Por eso ponemos a tu disposición nuestros servicios. Queremos ayudarte a conseguir resultados y obtener más clientes gracias al marketing online. ¡Déjanos  ser parte de tu vida digital en 2016!

Y ahora llega el momento de las confesiones. ¿Qué parte del plan de marketing digital descuidas más? ¿Cuáles son tus propósitos para el año 2016? Sean los que sean te deseo mucha suerte y que el año 2016 te traiga ilusión, nuevos proyectos… ¡y mucho trabajo!

Imagen cortesía de Shutterstock